Chain difunde código de uso público y golpea a blockchain
Adam Ludwin, el máximo responsable de Chain en una conferencia de Economía en Nueva York. Bloomberg/La República
Enviar

Es hora de poner a prueba el entusiasmo por el blockchain. Luego de un año de promesas de que la tecnología revolucionaría Wall Street, ahora cualquiera puede bajar todo un blockchain creado específicamente para servicios financieros.
Chain, la startup de San Francisco que trabaja con Visa y ha hecho una presentación sobre los beneficios del blockchain ante Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, acaba de difundir las 30 mil líneas de código de fuente abierta que componen su Core Developer Series. Ahora desarrolladores de software, ingenieros, operadores y ejecutivos pueden crear y probar todo tipo de aplicación que consideren podrá mejorar la eficiencia en su actividad, dijo Adam Ludwin, el máximo responsable de Chain.


“La mayor parte de los proyectos de blockchain existía antes en presentaciones de PowerPoint”, dijo Ludwin en una entrevista. “Ahora lanzamos la culminación de dos años y medio de trabajo”.
Sectores desde finanzas hasta salud y electricidad experimentan con blockchain con el objetivo de cambiar de forma drástica la forma en que se siguen los pagos, en que se procesan las operaciones de valores y derivados y se archiva la documentación relacionada con la salud, para mencionar algunos de los posibles usos. En Wall Street, se estima que el blockchain es una forma de reducir los tiempos de pago de días o semanas a tiempo real, lo que liberaría miles de millones de capital que en la actualidad queda inmovilizado hasta que se verifican las cuentas.
El mismo blockchain que lanzó hoy Chain alimenta el sistema de transacciones en tiempo casi real que desarrolla Visa. Conocido como Visa B2B Connect, es un intento de reorganizar y acelerar la forma en que se procesan los pagos globales.
Los blockchains relacionados con las monedas digitales bitcoin y ether son gratis y todos pueden utilizarlos. Pero no se crearon pensando en aplicaciones financieras, lo que diferencia a Chain, dijo Ludwin. Otras compañías, como Symbiont, Digital Asset Holdings y R3 también trabajan en el desarrollo de blockchain. En el caso de Ripple, su blockchain desplaza dinero a diario por el mundo. El acceso a esos sistemas, sin embargo, está limitado a socios o clientes y no está disponible al público.
En el caso de Chain, la idea es que se comparta entre usuarios que se conocen, tales como bancos y sus clientes. No es esa la forma en que funciona el bitcoin, cuyos usuarios son anónimos. Por otra parte, Chain está pensada para albergar múltiples activos, no solo una moneda digital como bitcoin o ether, dijo Ludwin.
“Queremos incorporar centenares o miles de activos”, dijo. Permitir que el público juegue con el software “acelera la adopción de esta tecnología”, dijo. “Es un punto de inflexión de la etapa tecnológica a la etapa de comercialización”.


Ver comentarios