Enviar
Certificados a plazo protegen sus atractivos
Baja inflacionaria podría presionar hacia una caída en los intereses en moneda local. No obstante, leve riesgo y tasas altas seguirían siendo cualidades de los llamados CDP

Erick Díaz
[email protected]

A pocas semanas para cerrar el año, es claro que los Certificados de Depósito a Plazo (CDP) lograron ganarse la confianza de múltiples inversionistas ante las condiciones financieras locales e internacionales que predominaron en estos 12 meses.
Además del bajo riesgo que caracteriza a este instrumento de ahorro, las altas tasas en colones predominantes en el año han adoptado un rol seductor entre los inversionistas.
Por ejemplo, la tasa promedio más alta del mercado para CDP en colones a 180 días fue ofrecida por las cooperativas en noviembre: un 12,39%. Posteriormente, se colocaron las financieras con un 10,52%, los bancos privados con un 9,96%, las mutuales con un 9,03% y los bancos estatales con un 8,21%, de acuerdo con cifras procesadas por misfinanzasenlinea.com, empresa que se basa en los promedios del Banco Central.
Y a estos porcentajes se suma la baja inflación interanual observada en noviembre, de un 2,5%, lo que agrega un atractivo de peso a los rendimientos reales pagados en moneda local actualmente.
No obstante, la Tasa Básica Pasiva ha caído en las últimas semanas, ubicándose actualmente en un 9,50% tras haber alcanzado un máximo de un 12,75% a mediados de julio.
Muestra de esta baja es que la tasa promedio para CDP en colones a 180 días ofrecida por las cooperativas en setiembre fue de un 13,58%, mientras que en octubre bajó a un 12,62%. Para el resto de las entidades el promedio ha seguido la misma experiencia.
Estas variaciones dan pie para cuestionar si los CDP mantienen y mantendrán su atracción, considerando que la credibilidad en una inflación baja sostenible podría hacer caer más las tasas en colones en las próximas semanas.
“Los CDP en colones mantienen su atractivo porque ofrecen un rendimiento real. Además, si se trata de certificados a corto plazo, son una alternativa para obtener un mayor rendimiento que una cuenta corriente o de ahorros, y sin comprometer los recursos a mayor plazo”, manifestó Gina Ampiée, gerente de INS Valores.
De acuerdo con expertos consultados, sostener la baja inflación actual —un 3% acumulado de enero a noviembre— pareciera ser tarea difícil en 2010, especialmente por la recuperación económica prevista. Uno de los factores más influyentes en este sentido sería el aumento en el valor internacional de las materias primas.
Este panorama liberaría presión en cuanto a la posibilidad de que los bajos precios jalen a los intereses pasivos en colones.
Por otro lado, las variaciones de las tasas también tendrán que ver con la devaluación anual esperada tanto para este año, como para el otro.
“Con el sistema de bandas no veo posible que mantengamos un tipo de cambio bajo, por lo que no creo que haya alguna posibilidad de que los intereses en colones caigan. Más bien los veo subiendo”, explicó Silvio Lacayo, gerente de Desyfin, entidad que ha captado cerca de ¢23 mil millones en lo que va del año vía CDP.
No obstante, otros agentes del mercado sí miran posible, en el corto plazo, que la baja tasa inflacionaria repercuta en una caída en los intereses pasivos, lo cual reduciría el estímulo de invertir en plazo fijo.
“Es de esperar —ante la caída de los intereses— que los inversionistas busquen plazos más amplios para proteger su patrimonio y aprovechar mejores rendimientos. Además, los inversionistas podrían buscar alternativas diferentes de generación de riqueza”, previno Oscar Hidalgo, gerente general de Coopeservidores, ente que ha captado más de ¢22 billones a través de CDP de enero a noviembre.
En el caso de las tasas ofrecidas en dólares, los inversionistas han encontrado igualmente un atractivo gracias a los intereses pagados y a la devaluación anual proyectada de hasta un 8% para este año.
La tasa promedio más alta del mercado para CDP en dólares a 180 días fue ofrecida por las financieras en noviembre: un 3,94%. Le siguió un 3,68% por las cooperativas y un 2,25% por los bancos privados.




Ver comentarios