Logo La República

Jueves, 30 de mayo de 2024



NOTA DE TANO


Cero espectáculo entre Cartaginés y la Liga

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Martes 28 junio, 2022

Adrián Chinchilla se tragó el penal que Lawrence le cometió a Araya

“Las semifinales y las finales son así; se juegan así”.

Esta manoseada frase la pusieron de moda los directores técnicos que trabajan en el campeonato nacional y la mayoría de sus discípulos, para justificar el pobre rendimiento y el pésimo espectáculo que ofrecen sus equipos en las instancias decisivas.

Probablemente todos ganan salarios muy bajos, que no les permiten siquiera tener un aparato de televisión en sus casas, porque si contaran con este medio de comunicación y observaran las semifinales y finales por ejemplo del campeonato mexicano, otra excusa tendrán que inventarse.

Lea más: "Probablemente Heredia nos va a meter cuatro": Leonardo Vargas, presidente Cartaginés

El partido entre Cartaginés y Alajuelense, sencillamente fue espantoso, sin una pisca de sal, pimienta, color y sabor.

El estadio Fello Meza, hasta el tope de seguidores del equipo azul, extasiados, entusiasmados, animados y más que eso, confiados en que el equipo de sus amores les daría una alegría intensa e inmensa, derrotando al Alajuelense, dar un golpe de efecto, pegar primero e ir al juego de vuelta con ventaja, conforme avanzó el insípido partido que no les deparó una sola emoción excitante, se convirtió en un convento.

La delantera más efectiva del torneo, no tuvo la capacidad en el partido por ahora más determinante del campeonato, de gestar acciones de peligro en el marco defendido por Leonel Moreira, que tuvo uno de los juegos menos complicados del certamen.

Lea más: (VIDEO) Adal Ramones celebra desde México el pase a la final de Cartaginés

El técnico brumoso Geiner Segura, justificó el flojo desempeño de su artillería, señalando al árbitro Adrián Chinchilla como responsable del 0-0 final, por no pitar un supuesto penal que Ian Lawrence le comete a Luis Ronaldo Araya y que además, significaba la expulsión del defensor manudo que estaba con tarjeta amarilla. La falta existió, pero el argumento es pobre, si se toma en cuenta que su equipo tuvo 89 minutos para “tapar” el error del silbatero.

Cartaginés lo intentó, pero no pudo y no pudo porque el Alajuelense de Alberth Rudé, sin necesidad de meter el bus en su marco, ha mejorado muchísimo en marca con las incorporaciones en la medular de Celso Borges y José Miguel Cubero.

Aquellos espacios, cráteres que dejaba a disposición de sus rivales la cintura que usualmente formaban Alex López, Bryan Ruiz y Aaron Suárez, dado que Bernald Alfaro no jugaba, los cubren ahora futbolistas de marca, como Celso y Cubero, que hacen de la Liga un equipo menos vistoso, pero más seguro en retaguardia. El tema da para más y seguimos mañana.

gpandolfo@larepublica.net

NOTAS ANTERIORES


Alajuelense es un equipo sin identidad

Miércoles 29 mayo, 2024

Más que ADN, en el Saprissa el jugador recién firmado adquiere sentido de pertenencia. En Alajuelense, lo tenían pero fueron despedidos.

La presentación del Alajuelense dio vergüenza

Martes 28 mayo, 2024

Jugar el partido más determinante de la temporada, sin hacer un remate a marco, conociendo que el portero rival estaba limitado físicamente, es vergonzoso







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.