Enviar
Ceremonia de los Globos de Oro podría estar en peligro


La huelga de los guionistas de cine y televisión, que pronto cumplirá dos meses, amenaza el esplendor de la entrega de los Globos de Oro, los premios de la Asociación de la Prensa Extranjera que en Hollywood se consideran antesala de los Oscar.
La ceremonia, producida por Dick Clark Production, está previsto que se celebre en el Hotel Beverly Hilton el 13 de enero, y que sea retransmitida por la cadena NBC.
No obstante, estos planes podrían verse turbados si, como ha anunciado Jeff Hermanson, coordinador de la huelga del gremio de guionistas Writers Guild of America, unos 3 mil trabajadores se congregan a la entrada del hotel donde se celebra el evento.
Si se concentran los huelguistas, muchos de los invitados han anunciado que no acudirán a la entrega de premios, lo que podría arruinar la ceremonia y las fiestas de $300 mil a $400 mil, que cada año rodean este desfile de famosos, famosas, sus cónyuges o acompañantes de turno, rodeados por un enjambre de fotógrafos y camarógrafos.
Bill Butchkavitz, quien estaba diseñando la fiesta de HBO, dijo a la revista Variety que “el mayor problema son los compromisos que uno hace con los proveedores: desde el carpintero que monta el escenario a la gente que alquila el equipo de proyección de imágenes en las paredes”.
Las negociaciones entre los gremios y la Alliance of Motion Picture and Television Producers están prácticamente estancadas.
Los trabajadores reclaman pagos derivados de la venta de series en discos digitales (DVD) y descargas de los programas mediante Internet.
La posibilidad de que la caminata sobre alfombras rojas desde las limusinas a los salones del Hilton transcurra entre griteríos, consignas, pancartas y huelguistas furiosos no luce muy atractiva para los actores y actrices de más fama y fortuna.
Según el diario The New York Times “las celebridades han enviado lo que los ejecutivos publicitarios de Hollywood describen como una señal casi unánime: si hay manifestaciones de los huelguistas, las estrellas no irán”.
Hasta ayer la cadena NBC seguía con sus planes de transmisión de la ceremonia, pero fuentes allegadas a la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood indican que el grupo trataría de salvar parte del esplendor optando por un acontecimiento privado o difundido por Internet en lugar de ser televisado.
Hermanson explicó que habrá manifestaciones si la ceremonia la produce la empresa Dick Clark para Internet, pero no si se trata de un show que no se transmita por televisión o la web.
Los Globos de Oro, que llegan a su 65 edición, se presentaron por última vez sin ser televisados en 1979.
En abril pasado, cuando la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood, que integran cerca de un centenar de periodistas internacionales, anunció que la ceremonia se realizaría a las 5 a.m. (13:00 GMT), la explicación fue precisamente que se buscaba la mayor cobertura mediática en el resto del mundo.

Washington
EFE
Ver comentarios