Cercanía con zonas laborales es imán de condominios verticales
“La cercanía con centros de trabajo, centros educativos, comercio, hospitales. Apartamentos con espacios más eficientes y funcionales y amenidades como gimnasio y áreas de niños son algunos de los beneficios de vivir verticalmente”, comentó Denia Rosich, gerente de Mercadeo de Civitar. Gerson Vargas/La República
Enviar

El dinamismo que vive el sector de torres residenciales de la Gran Área Metropolitana (GAM) ha llevado a los desarrolladores a enfocarse en las demandas de un público que busca ambientes cálidos, característicos de un hogar, sin salir de la ciudad.

Los profesionales, con ingresos de entre $1.500 y $2 mil, que trabajan en centros empresariales o en sus propios emprendimientos, y que tienen menos de 40 años, conforman el público objetivo de las desarrolladoras inmobiliarias, que cada vez más construyen opciones en torres verticales.

Se trata de un mercado que cuenta estabilidad laboral, ya sea individualmente o con la pareja, que representará en el país el 74% de la fuerza laboral y se convertirá en un grupo con alto poder de compra.

El segmento habitacional creció un 15% a setiembre de este año, en comparación con el primero del año anterior, incluso los subsegmentos que más crecieron fueron los apartamentos unifamiliares, apartamentos y condominios.

“Las torres son un tema más de ubicación, es tener calidad de vida en un entorno urbano y evitar los desplazamientos lejanos”, dijo Francisco Avilés, gerente general de Argo Estrategia.
El segmento de torres residenciales está moviendo su foco lejos de los lujosos y grandes apartamentos hacia una oferta diseñada para las necesidades de pequeñas familias y jóvenes profesionales.

“La cercanía con centros de trabajo, centros educativos, comercio, hospitales. Apartamentos con espacios más eficientes y funcionales y amenidades como gimnasio y áreas de niños son algunos de los beneficios de vivir verticalmente”, comentó Denia Rosich, gerente de Mercadeo de Civitar.

La cantidad de apartamentos en torres podría duplicarse en cuestión de cinco a diez años, pues actualmente existen más de 8 mil unidades en construcción o en fase de planeamiento, según un informe de Inmoinfo, una firma de investigación inmobiliaria.

Además, están en auge los desarrollos mixtos que combinan vivienda, oficinas y espacios comerciales.

Otros de los pluses es que cuente con oficinas dentro de los proyectos habitacionales con el objetivo de realizar reuniones o “crowdworking”.

Zonas como Escazú, la Sabana, Rohrmoser, Heredia, la Guácima y barrio Escalante son algunas de las que están en crecimiento por ser focos de centros empresariales y sociales.

El cambio más grande en los últimos años es la altura de las torres, existe una mayor apertura, pero las municipalidades son la gran traba para crecer en este segmento.



Las primeras torres en 2006 tenían diez pisos mientras que ahora se hacen de 40 o más.

“Eventualmente van a tener que ceder y aceptar la apertura”, agregó Avilés.

Los apartamentos años atrás eran espaciosos; hoy, la tendencia se enfoca en zonas confortables con amenidades incluidas.

 


CON MENOR TAMAÑO


Las unidades de dos cuartos continúan siendo las más populares, pero hay una clara tendencia a favor de los estudios y lejos de las casas más grandes.

Apartamentos GAM

14%

Estudios

55%

Dos cuartos

31%

Tres cuartos o más

 

En desarrollo

29%

Estudios

49%

Unidades de dos cuartos

22%

Tres cuartos o más

Fuente: Inmoinfo

 

Ver comentarios