Enviar
Se estima que para finales del año habrá un 5,5% más que en 2008
Centros educativos privados en aumento
Educación bilingüe y personalización forman parte de los atractivos

A pesar de las dificultades económicas que se viven actualmente, la familia Gómez Solano prefiere invertir parte del presupuesto para que sus hijos continúen estudiando en la escuela Sony de Cartago.
Su hija Fiorella cursa el segundo grado y ya su pequeño Sean Daniel, de cuatro años, asiste al preescolar.
“La educación de nuestros hijos es lo primordial. Deseamos que ellos tengan estudios de calidad”, dijo Viviana Solano, quien paga ¢145 mil al mes por ambos niños.
Al igual que la familia Gómez al menos un 8% de la población estudiantil acude a centros privados, en una fórmula en donde tanto la oferta de casas de enseñanza como demanda han venido en aumento.
Solo para este año, el Ministerio de Educación Pública (MEP) autorizó la creación de diez nuevos centros educativos privados. Sin embargo, las proyecciones indican que el incremento al finalizar este año sea de un 5,5% con relación a 2008.
En 2008, se autorizó la apertura de 24 nuevos centros privados.
“La demanda ha ido creciendo y se espera que continúe aumentando. Las proyecciones para fin de 2009 es que el país cuente con 520 centros educativos privados en el país, dijo Minor Villalobos, director de Centros Privados del MEP.
Las casas educativas existentes trabajan bajo diversas modalidades, entre ellas, preescolar (materno, interactivo y transición), bilingüe, académicos, técnicos y agropecuarios.
El 45% de ellos está ubicado en San José, le siguen Heredia con un 16% y Alajuela con el 14%.
Algunos ofrecen varias modalidades en un mismo centro (preescolar, primaria y secundaria).
Entre las ventajas que imperan en la educación privada resaltan la cantidad de horas y lecciones de inglés, la cantidad de estudiantes por grupo y la infraestructura tecnológica de la que gozan sus instalaciones.
“Los costarricenses continúan creyendo en la educación privada, porque resulta ser la opción que satisface sus necesidades para la formación integral de sus hijos”
, explicó Félix Cabalceta, presidente de la Asociación Costarricense de Centros Educativos Privados (Acep) y director administrativo del Centro Educativo Angloamericano.
A su juicio, la disponibilidad de recursos como personal docente calificado, constante capacitación, infraestructura adecuada y disponibilidad de los medios tecnológicos permite que los padres de familia se inclinen por esta modalidad.
La enseñanza de otros idiomas,
principalmente el inglés es una de las decisiones por las cuales los padres optan por la educación privada. En promedio, imparten hasta 12 lecciones a la semana.
En el Golden Valley High School, por
ejemplo, ofrecen inglés, español y alemán. Además imparten filosofía para niños, educación ambiental y formación humana.
“Ofrecemos una educación completa y coherente basada en un curriculum holístico e interdisciplinario, con formación humana y que provee al estudiante de una estructura sólida con contenidos y habilidades que le representen un reto cuando se inserten en esta sociedad tan competitiva”, aseguró Ana María Bernini, directora del Golden Valley.
Actualmente, este centro de enseñanza, que cuenta con 200 estudiantes, trabaja para incluir en el programa de secundaria el bachillerato internacional.
Este programa es impartido en cinco centros privados y en dos colegios públicos.

Yessenia Garita
[email protected]
Ver comentarios