Enviar
Martes 10 Junio, 2014

Hay que lograr más concientización en el sector privado, por medio de más y mejores prácticas de anticorrupción en las empresas. Es importante estar alerta sobre la posible aplicación del FCPA y no exponerse a sanciones


Centroamérica: Alto riesgo en materia de corrupción

La evaluación de riesgos en materia de corrupción resulta cada vez más importante en la región centroamericana.
Una mala gestión de riesgos puede desembocar en drásticas consecuencias tanto para empresas como individuos involucrados.
Según el Índice de Percepción de la Corrupción del año 2013, publicado por Transparencia Internacional, la región centroamericana está catalogada como un área de gran riesgo desde un punto de vista de corrupción.
Si bien Costa Rica cuenta con la mejor evaluación entre los países de la región (53/100), el resto de vecinos muestran una situación realmente preocupante: El Salvador (38/100), Guatemala (29/100), Honduras (26/10), Nicaragua (28/100), y Panamá (35/100). ¡Todos han reprobado!
Ante los elevados índices de corrupción en la región, surge la necesidad de lograr una mejor concientización en el sector privado, por medio de la implementación de más y mejores prácticas de anticorrupción dentro de sus empresas.
Los procedimientos y políticas internas deben ser claros. Adicionalmente, los colaboradores y proveedores de estas empresas deben recibir entrenamiento de forma regular sobre las leyes en materia de anticorrupción, y sobre la utilización de los debidos canales de alerta para reportar posibles casos irregulares.
En virtud de lo anterior, y a raíz del amplio alcance de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero de los Estados Unidos de América (“FCPA” por sus siglas en Inglés – Foreign Corrupt Practices Act), los empresarios en la región no deben únicamente preocuparse por el cumplimiento de la legislación penal y civil nacional, sino también deben tener observancia del cumplimiento de legislaciones extranjeras con aplicación sobre sus operaciones, específicamente por el caso de la FCPA.
Es importante estar alerta sobre la posible aplicación del FCPA en su empresa y no exponerse a sanciones. Para ello se deben analizar las características de su negocio, y los puntos de conexión entre su operación y los Estados Unidos.
El esfuerzo para el cumplimiento con las normas nacionales e internacionales de anticorrupción es un esfuerzo continuo. La capacitación e implementación de políticas en controles son claves, especialmente en razón de la situación demográfica en la que nos encontramos.

Juan Carlos Tristán

Abogado