Centro de asesoría legal a emprendedores abrirá en Escazú
“Queremos que el empresario entienda mejor los obstáculos que tiene y cómo solucionarlos lo más rápido posible”, dijo Augusto Arce, socio-director del Centro Legal Pymes. Esteban Monge/La República
Enviar

Perfil Empresarial Negocios

Centro de asesoría legal a emprendedores abrirá en Escazú

GLC Abogados cobraría membresía anual de $99 a empresas

201505052029030.2.png

Si quiere iniciar un negocio o emprender una micro, pequeña o mediana compañía y necesita asesoría legal con personas especializadas, ahora lo puede realizar mediante el Centro Legal Pymes, de GLC Abogados.
La firma abrirá este negocio en los últimos días de mayo en Escazú.


La idea nació con el fin de ayudar a las personas que buscan crear su propio negocio con obtención de recursos para el financiamiento, protección de propiedad intelectual y capacitación laboral.
Entre los temas más recurrentes que pueden aconsejar a los emprendedores destacan la capacitación para exportar, planteamiento de negocios en el extranjero y mercadeo.
Además, ser una alternativa más ágil a la que ofrecen algunas instituciones del Estado también es otro beneficio.
“Queremos que el empresario entienda mejor los obstáculos que tienen y cómo solucionarlos lo más rápido posible”, dijo Augusto Arce, socio-director del Centro Legal Pymes.
El objetivo de la compañía es que las “startups” que no han tenido asesoría legal de primer nivel, puedan tener acceso a expertos en el área jurídica.
Para ser parte del centro los empresarios van a tener a su disposición una membresía anual, con un costo de $99, dependiendo de los servicios.
Con esto se ofrece asesoría virtual por medio de chat electrónico, donde los clientes tienen al alcance una selección de abogados especializados y con experiencia en temas de desarrollo de negocios.
La inversión de la creación del Centro ronda los $50 mil.
Para final de año, la firma de abogados espera tener a unos 300 miembros en la organización.
“Vemos a los miembros como parte de la compañía, no como clientes, ya que también nosotros podemos aprender de ellos”, agregó Arce.
Por su parte, GLC Abogados, la firma “madre” del Centro, nació en 1999 como la primera firma legal especializada en Desarrollo de Negocios y Extranjería en Costa Rica.
“La experiencia nos dijo que el abogado costarricense no cuenta con la formación necesaria para ser un protector de los intereses de los empresarios, especialmente extranjeros, por ello ofrecemos a 12 profesionales en ese campo”, finalizó Arce.

Raquel Rodríguez
[email protected]


Ver comentarios