Enviar
Centro Carter preocupado por política en Nicaragua

Consejo Supremo Electoral canceló la personalidad jurídica al Movimiento Renovador Sandinista y al Partido Conservador


Managua
EFE

El Centro Carter, un organismo que dirige el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter (1977-1981), expresó su preocupación por la cancelación de la legalidad a dos partidos opositores al Gobierno nicaragüense de Daniel Ortega, informaron ayer medios locales.
En declaraciones que publicó ayer el diario La Prensa, de Managua, el delegado del Centro Carter en Nicaragua, Marcelo Varela-Erasheva, dijo que esa medida de excluir a partidos políticos de participar en elecciones es vista con “preocupación” por ese organismo.
El Consejo Supremo Electoral (CSE) canceló el 11 de junio pasado la personalidad jurídica al Movimiento Renovador Sandinista (MRS), integrado por disidentes sandinistas, y al Partido Conservador (PC), con más de 100 años de existencia.
El tribunal electoral alegó que los disidentes sandinistas violaron sus estatutos internos y los conservadores no inscribieron el número mínimo de candidatos para participar en los comicios municipales de noviembre próximo como exige la ley, lo que esos colectivos rechazan.
“Somos de la idea, y así lo hemos hecho saber, de que ciertamente la cancelación del registro legal de cualquier partido político en pleno proceso electoral, así como la exclusión de candidatos de oposición de la contienda, constituyen actos que transmiten la impresión de sesgo político y menoscaban la imagen y reputación internacional de las autoridades electorales y políticas del país”, advirtió Varela-Erasheva.
El representante del Centro Carter comentó que ante la cercanía de las elecciones municipales, “nuestra esperanza es que el proceso electoral sea conducido con apego a las leyes y regulaciones establecidas y que la democracia nicaragüense, apoyada en un firme cumplimiento de la ley, resulte fortalecida”.
“Fieles a los principios democráticos de paz, justicia y plena vigencia de los derechos humanos que nos guían, hacemos votos para que el CSE y las autoridades pertinentes cumplan de manera imparcial sus responsabilidades con estricto apego a la Constitución y a la legislación electoral, de manera que faciliten la amplia participación ciudadana”, abogó.
El delegado del Centro Carter indicó, además, que “con sentida preocupación” se han enterado “de la delicada situación que se ha generado (en Nicaragua) como resultado de la cancelación de la personalidad jurídica” a esos dos partidos opositores.
Asimismo, Varela-Erasheva dijo que “ante esta situación, reiteramos nuestra continua y sincera preocupación e interés por el desarrollo social y político de Nicaragua y, muy especialmente, por el bienestar de su pueblo”.
El Poder Judicial nicaragüense es el que decidirá, en última instancia, si se cancela o no la legalidad al MRS y al PC, donde ambos colectivos han recurrido ante la decisión del tribunal electoral.


Marcha

La Coordinadora Civil de Nicaragua, integrada por unos 600 organismos no gubernamentales y de la sociedad civil, convocó ayer a una marcha el próximo 16 de julio para protestar contra las políticas del Gobierno de Daniel Ortega y la carestía de la vida.
La iniciativa también busca protestar contra el cierre de espacios políticos, demandar transparencia en el uso de los recursos del Estado y hacer un llamado al Gobierno de Managua a convocar a un diálogo nacional para buscar soluciones a los problemas que aquejan a este país.
Georgina Muñoz, representante y enlace de la Coordinadora Civil, dijo en rueda de prensa que esa marcha se celebrará en Managua y tendrá como recorrido las principales calles de la capital para culminar en las afueras de la Asamblea Nacional.
“Estamos dispuestos a caminar por la defensa de los derechos políticos, económicos y la democracia en el país y a que haya una redistribución de la riqueza”, señaló Múñoz, acompañada de los directivos de la Coordinadora Civil.
Según esos organismos, urge que el Gobierno de Managua implemente medidas para frenar la inflación, que hasta mayo pasado se situó en 9,78%, mientras la interanual alcanzó el 21,74%.
A la marcha, llamada “Por una Nicaragua para todas y todos, por el derecho a la vida, a la comida, al trabajo y a la participación ciudadana”, los organizadores esperan que asistan más de 10 mil personas.


Ver comentarios