Enviar
Pese a pesimismo del presidente Arias, en el Banco Central confían en no sobrepasar este porcentaje
Central no pierde anhelo de inflación del 8%

• Precios de materias primas y petróleo representan principales amenazas para el incremento de precios
• Ente emisor no ataca crédito excesivo ni demanda interna para evitar apreciación del colón, a juicio de analistas

Wilmer Murillo
[email protected]

A pesar de que el presidente Oscar Arias prácticamente perdió las esperanzas de que la inflación no sobrepase el 8% estimado a inicios del año, en el Banco Central difieren de su opinión.
Los riesgos y las vulnerabilidades para el país durante este año tienen que ver con la economía internacional, principalmente por la recesión prolongada en Estados Unidos y los elevados precios del petróleo y los granos básicos.
Arias está pesimista acerca de que se vayan a lograr las metas del Banco Central, pero Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del ente emisor, considera que el mensaje presidencial es que los precios de las materias primas internacionales y el petróleo están subiendo mucho y que eso está afectando a Costa Rica.
“Estamos viendo un impacto todavía muy fuerte de esos precios en todas partes, lo que significa que países asiáticos, europeos y latinoamericanos están siendo golpeados por el mismo fenómeno”, adujo Gutiérrez.
En la región centroamericana, la inflación de Costa Rica es relativamente la de más bajo crecimiento.
A juicio de Gutiérrez, es claro que en Centroamérica el fenómeno es más intenso que el de la economía doméstica.
Agregó que estaría claro que en todos los casos los choques externos van a influenciar la variable, y cree que es lo que vio el presidente Arias al hacer su comentario.
Las mismas condiciones de precios altos de materias primas y productos de consumo como el arroz, trigo, aceite y los energéticos que estuvieron presentes durante el último trimestre del año pasado, siguen vigentes al inicio de este, recordó Gutiérrez.
Las materias primas como el maíz para la alimentación animal (pollo y huevos) tienen un peso muy elevado, el trigo es un componente muy importante en la producción de pan y galletas. Solo en marzo los rubros de cereales aumentaron un 3,85%; el pan, un 5,80%; la harina de trigo, un 16%, y el aceite, un 5,35%.
El Banco Central tiene los ojos abiertos porque vienen alzas fuertes de la electricidad;
sin embargo mantiene la meta de inflación del 8% (±1%), en espera de la revisión de pronósticos de medio año.
Por otro lado, la estabilidad cambiaria o lo que está ocurriendo con el tipo de cambio le da
un anclaje al crecimiento de los precios.
Lo anterior significa que si sube el tipo de cambio el Central espera tener más espacios para jugar con las tasas de interés, por un lado. Por otro, le da mayor potencial al Banco para actuar sobre la demanda.
Si el Banco Central no tiene que defender el límite inferior de banda, echa menos colones a la calle, lo que significa menos inflación.

No obstante, analistas como Fernando Estrada, de Aldesa, tienen discrepancias con Gutiérrez.
Asimismo, hay factores en el contexto nacional que viene empujando los precios como el crédito y la demanda interna sobre los cuales puede ejercer presión”, dijo el experto.
No obstante, el analista dijo que el Central ha abandonado esa idea, en el corto plazo para evitar una apreciación nominal más pronunciada del colón.
Ver comentarios