Enviar
Disputa de más de diez años fue resuelta en Sala Primera
Cemex gana millonario juicio a Abangares

Municipio reclamaba unos $10 millones a cementera por explotación de “mena”

La compañía Cemex Costa Rica fue absuelta del pago de $10 millones que le ha venido reclamando la Municipalidad de Abangares por más de diez años.
Ello luego de resolverse que la empresa no tenía obligación de pagarle al ayuntamiento un impuesto que pretendió aplicarle por la explotación de “menas”, rocas que contienen minerales para producción industrial.
La absolutoria se produjo luego de que la Sala Primera rechazara un recurso de casación presentado por el municipio, mediante el cual pretendía derogar un fallo del Tribunal Contencioso Administrativo que favoreció a la cementera.
Este es el primero de los juicios por el cobro de impuestos entre Abangares y Cemex que se resuelve, de dos que estaban en curso. En el otro se reclama el pago de tributos en el periodo 2001-2005.
El primero de los casos empezó en 2001 luego de que la Municipalidad le reclamara a Cemex originalmente el pago de alrededor de $5 millones en impuestos, multas e intereses por la explotación de una “mena” ubicada en esa comunidad entre 1998 y 2000.
Sin embargo, la cementera se rehusó al pago del tributo apegándose a dos acuerdos municipales de 1997, en los que exoneraba del pago de tributos a las menas con la justificación de que la ley solo grava a las canteras con un 10% del valor en el mercado por metro cúbico de material extraído.
Ese acuerdo se tomó para favorecer a la empresa Cementos del Pacífico S.A., la cual fue adquirida por Cemex en 1999.
Ahí empezó un largo proceso de reclamos que se tramitaron en la Sala Constitucional, el Juzgado Civil de Hacienda, el Tribunal Contencioso Administrativo y la Sala Primera.
En 2002 ya la Sala Constitucional le había otorgado la razón a Cemex tras resolver que la Municipalidad no podía revocarle a la empresa los derechos que tenía de no pagar los impuestos, a menos que siguiera el debido proceso.
Como respuesta Abangares decidió revocar los acuerdos que había tomado en 1997 en los que exoneraba a Cemex de la responsabilidad del tributo y planteó una nueva gestión de cobro ante el Juzgado Civil de Hacienda.
Por su parte, la empresa cementera acudió, en 2006, al Tribunal Contencioso Administrativo, el cual concluyó tres años después que el municipio incurrió en irregularidad al anular el acuerdo de 1997 y ejecutar el cobro retroactivo a Cemex.
Aunque el último capítulo de este pulso lo resolvió la Sala Primera en julio, cuando rechazó el recurso de casación, hasta ahora trasciende pues fue cuando salió la redacción del voto.
Una gran confianza en los procesos legales que se realizan en el país y un apego total a las normas que rigen todas las apelaciones, fue el sentir de Roberto Pongutá, director de Operaciones de Cemex en Costa Rica.
“Cemex es una empresa comprometida con el desarrollo del país y las comunidades aledañas a las plantas de producción”, comentó Pongutá, quien agregó que en todos los países donde opera Cemex lo hace bajo las normas legales y regulaciones de cada zona.
Pese al enfrentamiento que tuvo Cemex con las autoridades municipales, el director de Operaciones de la empresa asegura que fortalecerán el programa de responsabilidad social en Abangares, con planes de educación ambiental, reciclaje y formación técnica.
Adicionalmente en la compañía destacan que no se niega al pago de impuestos, pero en este caso acudieron a los Tribunales porque le estaban cobrando de forma retroactiva, con intereses y con multas, comunicó Rolando Laclé Zúñiga, representante legal de Cemex.
Del otro lado, la representación legal del municipio de Abangares comentó que aún queda otro proceso judicial en curso también sobre el cobro de impuestos a Cemex, dijo Juan Diego Rojas, abogado del municipio.

Danny Canales
[email protected]

Colaboró el periodista Johnny Castro

Ver comentarios