Enviar
Cemex se compromete a velar por empleados

Monterrey
EFE

El presidente de la cementera mexicana Cemex, Lorenzo Zambrano, declaró ayer que velará por los derechos de sus trabajadores e inversionistas en el proceso de nacionalización de la industria decretado por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
“Nosotros estaremos atentos en velar por los intereses de los trabajadores y los inversionistas”, indicó en rueda de prensa el presidente de Consejo de Administración de Cemex, tercera empresa del mundo por capacidad de producción de cemento.
Estos comentarios los leyó el empresario sin abundar en ellos antes de celebrar la asamblea anual de accionistas de la multinacional mexicana.
Zambrano explicó que el pasado 7 de abril, tres días después de que Chávez anunciara la medida, se reunieron directivos de Cemex y de otras empresas cementeras con representantes del Gobierno de Venezuela, quienes explicaron a los directivos la decisión de nacionalizar un sector que Caracas considera estratégico.
Según el presidente de Cemex, el Gobierno venezolano pretende controlar el 60% del capital de esta empresa.
Zambrano evitó profundizar en cómo afrontará la compañía las negociaciones en curso con las autoridades de Venezuela, país en el que Cemex concentra el 3% de sus operaciones.
“Venezuela es solo una pequeña parte de todo Cemex global, y esa es una de las ventajas de ser una compañía diversificada”, indicó Zambrano.
Fundada en México en 1906, Cemex opera actualmente en más de 50 países.
Sus ventas en el 2007 alcanzaron los 21.673 millones de pesos (unos $2.064 millones) y mantiene una capacidad de producción de 96,7 millones de toneladas métricas de cemento por año.

Ver comentarios