Enviar
Cemex demandará a Venezuela

México
EFE

La empresa mexicana Cemex dijo ayer que presentará una demanda de arbitraje internacional en contra de la confiscación de sus bienes por parte del Gobierno de Venezuela.
La empresa precisó que este recurso será presentado ante el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias por Inversiones debido a la confiscación de sus bienes y la privación de derechos de su filial Cemex Venezuela, y “el posterior inicio del procedimiento de expropiación”.
El pasado martes el Gobierno de Hugo Chávez tomó el control de las subsidiarias de Cemex, después de que no se llegó a un arreglo para la venta de la mayoría de las acciones de la empresa.
El presidente Chávez ordenó a mediados de año la nacionalización de toda la industria cementera, para lo cual abrió un proces
o de negociación para la compra de Cemex, que produce el 50% de cemento en Venezuela, así como de la francesa Lafarge y la suiza Holcim, que se reparten en partes iguales el resto de la producción.
El Gobierno de Venezuela negoció con éxito la adquisición del 89% de las acciones de la filial de la empresa francesa por $257 millones, así como el 85% de la suiza por otros $572 millones.
Cemex calificó ayer en un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores la medida de Chávez “como una violación flagrante a la Constitución, a la Ley de Expropiación y otras leyes de Venezuela”.
Además destacó que se violaron los “principios del Derecho Internacional y los tratados para la protección recíproca de inversiones aplicables al caso, que prohíben la ocupación de bienes y privación de derechos, sin previa indemnización, justa y efectiva y sin previo procedimiento de expropiación”.
La empresa mexicana afirmó que siempre ha mantenido una posición de respeto a las decisiones soberanas que estén apegadas a la ley en cada país donde opera, aunque aclaró que como empresa pública internacional está obligada a defender los intereses de sus accionistas.
La compañía afirmó que rech
azó la propuesta de compensación de $650 millones que le ofreció el Gobierno de Venezuela en el proceso de nacionalización, pues señaló que “después de un cuidadoso análisis” esta cifra está muy alejada del valor real de la misma.
Fuentes de prensa han señalado que la cifra que pretende alcanzar Cemex por sus subsidiarias es de unos $1.300 millones.
La compañía agregó que la oferta que le presentó el Gobierno de Chávez es menor “proporcionalmente” a las indemnizaciones que se entregaron a las empresas europeas, “considerando índices de valor por tonelada de capacidad instalada y múltiplos de EBITDA (ingreso bruto antes de amortizaciones, intereses e impuestos)”.
Por otra parte, Cemex indicó que siempre ha estado disponible para buscar una salida mediante el diálogo con el Gobierno venezolano y añadió que continuará con la intención de alcanzar una solución aceptable para ambas partes.
El Gobierno mexicano respaldó ayer a Cemex en su reclamo para lograr una solución mediante las negociaciones “sin trato discriminatorio y de conforme al marco legal”.
La empresa mexicana fue creada en Monterrey, norte de México, en 1906 y actualmente opera en más de 50 países con ventas anuales promedio de $15 mil millones.
Sus instalaciones en Venezuela representan el 3% de las operaciones mundiales del grupo.
Ver comentarios