Enviar
Cierre fue parcial y lo ejecutó la Municipalidad de Alajuela
Clausurada construcción de cementera por falta de permisos
• Informe del Colegio de Ingenieros y de Arquitectos corroboró carencia de requisitos

Danny Canales
[email protected]

Una vez más fue clausurada la construcción de la planta de cementos que edifica la empresa Comercializadora de Concreto y Asfaltos (Comcoas), en Alajuela; solo que esta vez de forma parcial.
Las obras fueron paralizadas por la Municipalidad de Alajuela, al corroborar que algunos de los trabajos que se realizan en la planta de producción no tienen permisos municipales.
El ayuntamiento procedió a la clausura apegado en un estudio del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), que determinó que parte de las obras que están en edificación carecen del permiso municipal.
Concretamente los trabajos que estarían incumpliendo con la normativa municipal son los consignados en el segundo plano constructivo y comprenden un área de construcción de 2.325 metros cuadrados, reveló el CFIA.
En ese sentido, el edificio de producto terminado, la torre de molienda y la torre de silos se estarían levantando al margen de la ley, según el ayuntamiento.
Para proseguir con la construcción, Comcoas deberá gestionar los permisos municipales, pagar el canon de construcción y además una multa por realizar una edificación al margen de la ley, expuso Roy
Delgado, director de Urbanismo de la Municipalidad de Alajuela, quien estimó que ese trámite le llevaría a Comcoas unos dos meses.
El monto de la sanción económica será determinado de acuerdo con el avance que registren las obras. Si está en obra gris, sería del 50% del monto del servicio, si ya está terminando sería del 100%, explicó Delgado.
“Por ejemplo, si
el canon de construcción por la obra es de ¢1 millón y los trabajos que no cuentan con los permisos municipales ya están en la última fase de construcción, entonces deberá pagar una multa igual al canon, es decir ¢1 millón adicional”, explicó el director de Urbanismo.
En Comcoas esperan que el levantamiento de la clausura se dé en un corto plazo pues confían en que un estudio aclaratorio del CFIA les termine dando la razón en que están al día con los requisitos de construcción.
Adicionalmente, en la empresa mostraron optimismo sobre el resultado del estudio elaborado por el Colegio Federado pues señalan que deja muy claro que la construcción que realizan no es de 25 mil metros cuadrados (m2) como había afirmado la Municipalidad en noviembre cuando clausuró el proyecto por primera vez.
En esa oportunidad el municipio había justificado el cierre de la planta en que la empresa estaba construyendo una de 25 mil m2, pero había solicitado permisos apenas para un proyecto de 4 mil m2, y bajo este último reporte se le habían cobrado los impuestos.
El primer capítulo del pulso entre Comcoas y la Municipalidad se resolvió a favor de la primera. La alcaldesa Joyce Zurcher, decidió apartarse del caso pues se le acusó de ser familiar de un directivo de otra empresa de cemento que opera en el país. Como desenlace se le permitió a la empresa continuar con la construcción.
La intención de Comcoas es introducir una nueva marca de cemento al mercado costarricense al que bautizarán como David.
Ver comentarios