Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



PÁGINA 2


Células madre, un seguro de vida

Grettel Prendas [email protected] | Miércoles 04 noviembre, 2015

La utilización de células madre no es una solución a todo pero sí ha demostrado que lo es para muchas enfermedades, dijo Eliana Vasco, gerente de Provida. Gerson Vargas/La República


Por años, el cordón umbilical y la placenta de un bebé recién nacido fueron desechados sin obtener de ellos beneficio alguno, pero hoy son la esperanza en el tratamiento de más de 90 enfermedades.
Se trata de las células madre contenidas en alta concentración en la sangre de estos tejidos y cuya conservación puede representar la mejor inversión de su vida, por la capacidad regeneradora para sanar o mejorar la estructura enferma del cuerpo.
Recolectarlas y conservarlas en criogenia es la labor que desde 2004 realiza el Banco de Células Madre Provida, una iniciativa privada que desde su apertura ha procesado más de 3.700 muestras.
Por un monto de $1.250, el Banco recolecta la muestra, la prepara y la envía a criogenia para que se conserve hasta el momento de ser requerida.
“Es importante dejar claro que el procedimiento no altera en modo alguno el momento del parto ni presenta riesgo para la madre o el recién nacido, ya que la sangre se recolecta del cordón umbilical, luego del corte. El bebé no se toca”, dijo Eliana Vasco, gerente general de Provida.
Precisamente, el proceso comienza cuando la madre da a luz y el cordón umbilical del bebé es cortado. El funcionario de la empresa contará con cinco minutos para recolectar la muestra y evitar su coagulación.
Una vez trasladada en una bolsa especial a los laboratorios de Provida, la sangre es sometida a un proceso de limpieza, separación de glóbulos rojos y aplicación de un crioprotector, para llevarla después a congelación en un tanque de hidrógeno líquido con una temperatura de -168 grados centígrados.
El proceso no puede superar las 24 horas, puesto que las células morirían.
Se estima que el suero, una vez inyectado en el paciente, tomará entre 18 y 22 días para cumplir su función de reparar el tejido enfermo.
La concordancia genética de las células será 100% con el dueño del cordón umbilical, pero también sería compatible con sus padres, hermanos o hasta abuelos, que podrían beneficiarse.
Se estima que unos 500 trasplantes se realizan cada año en el mundo utilizando sangre del cordón umbilical.
Males como la diabetes tipo I y II, pérdida de la audición, derrames, parálisis cerebrales y artritis reumatoide están siendo tratadas también con células madres, pero aún no es posible determinar las características para su aplicación.