Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Células madre mejoran tratamiento del asperger y el autismo

Suly Sánchez [email protected] | Miércoles 24 febrero, 2016 12:00 am



Las células madre tienen la capacidad de potencializar el sistema inmune y corregir patologías como el asperger y el autismo.

Este conocimiento ha permitido la aplicación de una novedosa terapia celular con la cual después de tres o cinco trasplantes los pacientes muestran una gran mejoría. En Costa Rica el tratamiento se aplica desde hace algún tiempo.

Las células madre hematopoyéticas obtenidas de la médula ósea regeneran nuevos vasos sanguíneos y mejoran la irrigación cerebral, mientras que las células madre mesenquimales, obtenidas de la grasa, forman nuevas neuronas para restablecer nuevas conexiones.

“Anteriormente los padres nos manifestaban que los pacientes se ponían más hiperactivos cuando consumían azúcares, gluten o caseína, una vez finalizado el tratamiento el consumo eventual de cualquiera de estos productos se vuelve totalmente inofensivo para ellos, lo que hace que la dieta pueda ser menos estricta. Esto está relacionado con los cambios a nivel inmunológico”, comentó Milagros Sánchez, especialista en pediatría y experta en células madre de Medicell.

En relación con las manifestaciones clínicas del espectro autista, una vez iniciada la terapia celular, los niños mejoran significativamente y de forma progresiva su interacción con el medio que les rodea, son mucho más sociables, expresan sus emociones, logran fijar la mirada y obedecer órdenes.

En los niños con asperger los cambios más evidentes son en su capacidad de sociabilizar con el entorno.

Lo ideal es que el lapso entre una terapia y la siguiente sea de 21 días a mes y medio, con la finalidad de que durante todo el tratamiento se mantenga un grupo de células madre trabajando, es decir, regenerando de forma continua los tejidos lesionados.

Suly Sánchez
[email protected]
Revista Salud Integral