Enviar
En dos semanas arrancará la venta de servicios
Celulares fullmóvil apostarán a jóvenes
Inversión ha sido cercana a los $20 millones

Antes de las celebraciones por el Día de la Independencia, la empresa fullmóvil se unirá a la competencia por el mercado celular prepago en el país con una apuesta muy clara: los jóvenes.
La firma es parte del Grupo Virtualis, el cual está compuesto por acciones de Grupo Monge y Casa Blanca, entre otros.
Sería la segunda que llega a la competencia bajo la figura de operador móvil virtual del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). La primera fue tuyo, perteneciente a Televisora de Costa Rica.
La idea de fullmóvil es abarcar un segmento del mercado compuesto por clientes entre los 15 y 35 años.
A ellos se les brindarían servicios básicos de telefonía, compuestos especialmente por tiempo aire y mensajes de texto, renunciando de primera entrada a facilidades que hasta ahora han dado muchos problemas a su competidor virtual, como por ejemplo los mensajes multimedia.
“No vamos a entrar en eso porque no hay interoperabilidad entre las redes, es un problema técnico que no depende de nosotros, y pese a ser un mercado muy barato de solo ¢1,7 el mensaje, muy pocos lo consumen, máxime que hay otras herramientas que hacen exactamente lo mismo”, explicó Sebastián Haedo, gerente de la empresa.
La compañía fullmóvil también dejará a su competidor la explotación de los servicios de contenido, como por ejemplo los provenientes de televisión, con lo cual se produce una segmentación de mercado clara entre ambos.
La idea es llevar el servicio de telefonía celular al ámbito masivo, aprovechando los más de 500 puntos de venta directos que ya poseen a través de las cadenas de tiendas Monge y Casa Blanca.
Asimismo, los teléfonos tampoco vendrán amarrados a paquetes. Es decir, el consumidor puede tan solo adquirir el chip con el monto de la carga que desee para instalarlo en su teléfono, o bien comprar el aparato a través de los planes normales de los almacenes.
“Lo que ya hay en el mercado demuestra que dar ese servicio bien no es tan fácil como la gente cree. Vamos a intentar salir con una oferta muy simple porque el público está aún poco educado en cuestiones de telefonía móvil. Luego iremos evolucionando y creciendo, sacando nuevos planes, como ya tenemos para los próximos seis meses pero que no podemos revelar por ahora”, agregó Haedo.
La compañía calcula una inversión entre los $15 millones y $20 millones para su instalación. Alquilará las torres del ICE para dar el servicio, pero la plataforma tecnológica y de atención al cliente serán propias y bajo su responsabilidad.

Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios