Enviar
Celtics a semifinales

Lakers dieron primer golpe ante Jazz

Gaetano Pandolfo y EFE
[email protected]

Como que era asunto de retornar a Boston; algo tiene esta ciudad que se convierte en trampa mortal para la visita y lugar de resurrección para los representativos locales.
Los Hawks de Atlanta sufrieron similar tormenta a la de los Indios de Cleveland, en la antesala de la Serie Mundial de Béisbol de la temporada anterior.
Hicieron su trabajo en casa, retornaron a Boston y ahí los eliminaron.
La primera ronda en la Conferencia del Este se convirtió en un paseo para los Celtics que, como quinteto con la mejor marca de temporada se lució en el Banknorth Garden donde le ganó sus tres partidos a los halcones.
Pero había que viajar a Atlanta y ahí mandó el anfitrión que sorpresivamente les empató la serie 3-3 y metió a Boston en el dram
a. Pero ayer se acabó la pesadilla para los Celtics, que ganaron de nuevo por paliza 99-65 a los Hawks en el sétimo partido para conseguir su pase a la semifinales de la NBA.
Boston tendrá que enfrentarse a los Cavaliers de Cleveland de la estrella LeBron James que ganaron por 4-2 a los Wizards de Washington en la primera eliminatoria.
De nuevo el desafío Boston-Cleveland, solo que ahora en baloncesto.
Ayer respondieron dos de los “Big Three” con los aleros Paul Pierce de máximo encestador y Kevin Garnett que consiguió un doble-doble para los Celtics.
Pierce con 22 puntos lideró una lista de cinco jugadores que anotaron en doble dígitos para los Celtics que tuvieron un 47,6% de acierto en los tiros de campo, comparado al 29,3 de los Hawks.
Garnett consiguió 18 puntos (nueve de 13 tiros de campo), 11 rebotes, tres asistencias, recuperó un balón y puso un tapón para dominar el juego bajo los aros.
También el pívot Kendrick Perkins aportó un doble-doble con diez tantos, diez rebotes y puso cinco tapones.
En la acera de la visita, los Hawks vieron como sus jugadores claves en el ataque durante los partidos disputados en Atlanta, los aleros Marvin Williams y Josh Smith se quedaron con solo siete puntos.
Tampoco jugó bien el base M
ike Bibby que logró dos tantos y los Hawks al final se mostraron como el equipo perdedor de la temporada regular que sólo pudieron conseguir 37 triunfos, mientras que los Celtics también reivindicaron ser el que mejor marca de la liga con 66 victorias.
Mientras los legendarios Celtics vivían y superaban su propio drama, otro de los equipos más queridos por los aficionados latinos, los Lakers, se agarraron del talento de Kober Bryant, quien rubricó 38 puntos para llevarlos en volandas a la primera victoria en las semifinales del Oeste (109-98) frente a unos correosos Jazz de Utah, que lucharon hasta el final.
Pau Gasol sumó un nuevo doble-doble con 18 tantos y 10 rebotes, mientras que por los Jazz destacaron Mehmet Okur, con 21 puntos y 19 rebotes, y Carlos Boozer, con 15 puntos y 14 rebotes.
Los Lakers hicieron valer el descanso que les otorgó solventar por la vía rápida su anterior eliminatoria, frente a los Nuggets de Denver, ante unos Jazz que comenzaron entonados, perdiendo fuelle en el ecuador del encuentro y resurgieron en el tramo final.
Es un secreto a voces que Bryant recibirá el premio al mejor jugador de la temporada. El capitán angelino volvió a responder. No falla cuando los suyos le necesitan.
Phil Jackson le ganó la partida a Jerry Sloan en el primer duelo en la fase final entre estos dos técnicos desde que se vieran las caras en 1998 durante la final de la NBA entre los Bulls de Chicago y los Jazz.
Ver comentarios