Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Celebrando el Nacimiento

Carlos Denton [email protected] | Miércoles 23 diciembre, 2015


Celebrando el Nacimiento

Mañana en la noche los creyentes cristianos (católicos y evangélicos) celebran un Nacimiento que ocurrió hace 20 siglos. Es un día de regocijo y de felicidad para ellos y la parte comercial de la celebración es realmente de poca importancia. ¡Usualmente es más importante dar que recibir!
Lo que llama la atención es que algunos de los líderes de estos creyentes, en maniobras que darían envidia al florentino Nicolás Maquiavelo, bloquean la posibilidad de tener un hijo a miles de parejas costarricenses. Pactan con quien fuera y apoyan, en el caso de algunos diputados, con el fin de bloquear la Fecundización in Vitro, FIV, proyectos de otras corrientes que en ciertos casos son nocivos.
Cuando algunos sacerdotes hablan de este tema uno tiene que asombrarse al ver las caras de odio; tradicionalmente estos han encontrado más satisfacción en estar “en contra” de algo (los herejes, Saladino, las tesis de Lutero, los que consideran que el “purgatorio” es un invento de la Iglesia, Enrique VIII) y tantos más.
La FIV es practicada en casi todos los países del hemisferio y eso implica que parejas con dinero pueden viajar a Panamá y recibir el servicio que requieren. Pero los de ingresos menores no pueden invertir esas cantidades de dinero y se quedan con las ganas.
Los anti FIV dicen “¡que adopten!” pero para una mujer que quiere niños no da la satisfacción. También dan argumentos y proponen una FIV que será más cara y menos exitosa que lo que es la norma a nivel mundial.
Se debe notar que Costa Rica, al no ofrecer FIV está en violación de un tratado internacional de derechos humanos. Un país que se enorgullece en sus libertades y su respeto a los derechos de otros ahora queda manchado con esta resistencia de aceptar el veredicto de la Corte Interamericana.
La noticia positiva de esta situación es que las parejas que realmente quieren FIV van a poder demandar al Estado y ganar, recibiendo una indemnización de un gobierno que no tiene los recursos. Si logran ganar los casos cuando la pareja es aún joven, podrán ir a otra nación financiado por el gobierno que dice que no pueden recibir el tratamiento en nuestro país.
La decisión correcta del presidente Luis Guillermo Solís de aprobar la FIV por decreto fue cuestionada a la Sala IV, que se equivocó al parar toda práctica de la misma. Aparte de la imagen del país que sufre con esta situación, la Sala IV se encuentra bloqueando un procedimiento aprobado por un ente superior por tratado. ¡Increíble!
Si hay algo en que todos los que celebran la Navidad están de acuerdo es que este día es especialmente importante para los niños. Más bien para muchos adultos, aparte del regocijo religioso, es un tiempo de compartir con los niños que tienen.
A las parejas que no tienen hijos y quieren la FIV tiene que ser un día especialmente triste. Quizás el año entrante se conquista al odio.