Enviar
¡Cayeron los Potros!

Inesperada derrota impide revancha contra los Patriotas; clasificaron también los Gigantes


Houston
EFE

Surgió la gran sorpresa de la segunda semana de la fase final del campeonato de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) con la derrota de los actuales campeones del Super Bowl, los Potros de Indianápolis, por 24-28 ante los Cargadores de San Diego.
La eliminación de los Potros impidió que se diese el duelo revancha contra los Patriotas de Nueva Inglaterra, el equipo que el sábado ganó por 31-20 a los Jaguares de Jacksonville para seguir perfectos (17-0) y disputar el título de la Conferencia Americana (AFC).
El año pasado, los Potros, que lograron su primer título de Super Bowl desde que llegaron a la sede de Indianápolis, vencieron en la final de la AFC por 38-34 a los Patriotas, con una gran actuación de su mariscal de campo Peyton Manning, que ganó también el duelo con Tom
Brady.
La esperada revancha de Brady y los jugadores de los Patriotas con Manning, Marvin Harrison y Adam Vinatieri, un ex compañero, tendrá que esperar para la próxima temporada.
Los Cargadores tendrán que viajar a Foxboro para jugar en el Gillette Stadium, donde los Patriotas han demostrado que no solo mantuvieron el invicto sino que son poco menos que invencibles.
Sobre el papel, los pronósticos no están del lado de los Cargadores y mucho menos si se tiene de referencia lo que hicieron cuando se enfrentaron a los Patriotas en la segunda semana de la temporada regular y perdieron por paliza de 38-14.
El equipo de San Diego quiere conseguir su noveno triunfo consecutivo para poder llegar al segundo Super Bowl en su historia después que lo hizo en la temporada de 1994 para perderlo frente a los 49ers de San Francisco.
Mientras, la frustración era lo que se reflejaba dentro del equipo de los Potros, que hace un año ganaban tres partidos de la fase final, incluido el del título de la Conferencia A
mericana a los Patriotas, para luego en el Super Bowl, también ganar a los Osos de Chicago.
Al margen de dolor que pueda sentir Manning por la eliminación de su equipo, los seguidores de la NFL también se perdieron la posibilidad de haber disfrutado de una revancha, para muchos considerada la definición del nuevo campeón del Super Bowl.

Pero sobre todo, que no se podrá repetir un duelo “único” entre dos de los mejores mariscales de todos los tiempos, como son Brady y Manning.
En la otra final de ayer, en Irving, el mariscal de campo Eli Manning lanzó para dos pases de anotación a Amani Toomer y llevó a los Gigantes de Nueva York a un triunfo por 21-10 sobre los Vaqueros de Dallas para hacerse del derecho de jugar la final por el título de la Conferencia Nacional.
Los Gigantes regresarán a jugar por el título de Conferencia por primera vez desde la temporada del 2000.
Manning completó 12 de 18 pases para un total de 163 yardas, con dos envíos de touchdown, ambos a Toomer, el primero de ellos en el primer cuarto de 52 yardas, y el segundo en el segundo periodo, de cuatro yardas.
La labor de Manning fue respaldada por su esquinero R.W. McQuarters, que interceptó un pase en la zona de anotación cuando restaban nueve segundos para que finalizara el tiempo reglamentario.
Los Gigantes deberán enfrentar a los Empacadores de Green Bay el próximo domingo por el título de la Conferencia Nacional. Los Empacadores vencieron 42-20 a los Halcones Marinos de Seattle, el sábado.
Ver comentarios