Cavaliers campeón... el sueño de Cleveland
LeBron James es el encargado de guiar a Kyrie Irving y Kevin Love en busca de la corona. Ned Dishman-AFP/La República
Enviar

201601102232270.rec35.jpg
El anillo obsesiona por las calles de Cleveland, es el máximo objetivo desde que una temporada atrás lograron armar el mejor equipo de la Conferencia Este y uno de los mejores de la NBA.
Con LeBron James como estrella, y dos “ayudantes” de primera clase como Kyrie Irving y Kevin Love, los Cavaliers dieron el gran paso para convertirse en grandes favoritos a la corona. Es más, hoy por hoy son el equipo más caro en la historia de la máxima liga de baloncesto del mundo (por encima de los $112 millones en salarios).
Una gran responsabilidad que tienen en sus hombros, hoy más que hace un año cuando ya pusieron la barrera bastante alta y solo el título esta temporada puede superarla.
En su primera campaña juntos lograron llegar a la gran final, pero la ausencia de Irving y Love por lesión los alejó de las instancias finales, dejaron solo al “Rey” LeBron ante los poderosos Warriors y el anillo se les escapó en seis juegos.
Seis meses pasaron desde entonces para que Irving pueda estar de vuelta —operado de la rodilla—, y mientras tanto LeBron ha tenido que cargar con su equipo.
Ahora con el regreso del base que utiliza el número dos, los Cavaliers han tomado un nuevo aire. Ya Irving ha salido al rescate de su equipo en un par de oportunidades.
“Yo no voy a poner demasiada presión sobre él, pero sé lo que puede llegar a ser en esta liga y lo demostró en algunos partidos”, afirmó LeBron sobre su compañero.
Irving tiene una facilidad pasmosa en el uno contra uno, saca tiros de donde nadie lo imagina, siendo una válvula de escape ideal para un ataque que sin él resulta mucho más unidimensional.
De él se espera mucho, el propio jugador lo sabe y lo reconoce.
“No hay una manera perfecta de ser un líder, al tener todo sobre tus hombros. Hay muchas subidas y bajadas”, explicó.
Pero con él, los Cavs se fortalecen en todos los sentidos, ofensiva y defensivamente.
De LeBron ya se sabe la clase de guerrero que es y Cleveland reza porque la lesión de la espalda le dé tregua y lo respete hasta final de temporada.
“No conozco a muchas personas que puedan sentarse durante diez días, practicar por un día y medio y luego salir a realizar una actuación como si nada hubiera pasado”, halago del entrenador de los Cavs, David Blatt, a James cuando estuvo fuera por lesión al final de 2015. “Es solo otro ejemplo de su singularidad”.
El aporte que puedan dar otras piezas como Tristan Thompson, Iman Shumpert, Matthew Dellavedova, JR Smith y Timofey Mozgov a Cleveland, será fundamental.
Mientras tanto los Cavs sueñan con vestir de gloria a una anhelante ciudad de Cleveland.

Ver comentarios