Enviar
Miércoles 27 Agosto, 2008

CATIE debe impulsar el desarrollo rural

Luis Fernando Allen Forbes
Director Ejecutivo
Asociación Salvemos el río Pacuare

El CATIE germinó a raíz de una reunión en Washington D.C. en Estados Unidos, específicamente en la celebración del VIII Congreso Científico Americano, en donde se propuso la creación de una institución interamericana para la agricultura tropical que apoyara a los países americanos con sus investigaciones agrícolas.
A partir de que Costa Rica fuese elegida como país base, el gobernante de turno, el Dr. Rafael Angel Calderón Guardia, en un acto de colaboración para nuestro desarrollo y el de países miembros, hizo entrega de una cantidad de tierras al IICA hoy CATIE, para que dicha entidad desarrollara en Turrialba, proyectos agrícolas, para promover el desarrollo del sector rural.
Concretamente, y a partir de esos hechos, CATIE está llamada, como ente rectora y fuente primaria de capacitación de avanzada en el desarrollo, y la diseminación de tecnologías y metodologías apropiadas para la agricultura sostenible y el manejo de los recursos naturales.
Esto supone, que por medio de la aplicación de ese bagaje de conocimiento, el cantón de Turrialba iba a sobresalir en muchas de sus actividades agrícolas y proyectos de desarrollo sostenible. Sin embargo, tras casi cuatro décadas nuestro cantón no despega, ni en la producción de alimentos de alto rendimiento, como tampoco en programas para la conservación de recursos y mucho menos en el desarrollo y manejo de empresas agrícolas.
Para Costa Rica y los países en vías de desarrollo, la crisis actual, agropecuaria y alimentaria no son, solamente una cuestión de acentuación de problemas clásicos, en realidad nos encontramos ante un nuevo desafío, debido a cambios radicales en la estructura agropecuaria.
La globalización de los problemas ambientales y la creciente percepción de los efectos del cambio climático, el progresivo agotamiento de algunos recursos naturales, la desaparición de gran cantidad de especies de la flora y fauna silvestres, se han convertido en motivo de seria preocupación para los ciudadanos, que reivindican su derecho a vivir en un ambiente sano.
No obstante los desafíos mencionados, el CATIE y los países miembros han elegido al Dr. José Joaquín Campos como nuevo director para los próximos cuatro años para que dirija sus destinos. Las expectativas que se esperan bajo su dirección son: que retome su misión institucional, que es contribuir a la reducción de la pobreza rural promoviendo una agricultura y manejo de recursos naturales competitivo y sostenible, a través de la educación superior, investigación, cooperación y asistencia técnica.
Finalmente, CATIE debe trabajar con las comunidades, porque está claro que la agricultura costarricense atraviesa una profunda crisis económica, social y ambiental, pues la mitad de la población de esta región vive en el campo y se dedica a actividades agrícolas, muchos en condiciones de extrema pobreza.