Enviar
Catarsis a puñetazos

Carl Davies retorna al ring y deja atrás una amarga semana

Susana Ruiz
[email protected]

Después de pasar el trago amargo de estar 40 horas encarcelado, el boxeador Carl Davies Drummond se concentra en lo que más le gusta, entrenar durísimo en pos del título mundial de peso completo.
Detenido el martes luego de que una mujer colombiana lo acusara por presunta violación, esa misma noche unos sujetos se introdujeron violentamente en su casa, de la que se dice extrajeron unos bultos y en el hecho hirieron a dos policías, uno de gravedad. El jueves Davies, a quien le habían impuesto un mes de prisión preventiva, salió libre cuando su acusadora cambió parcialmente su testimonio.
Tras recuperar su libertad, el pugilista limonense quiere dejar atrás lo sucedido para poner toda su atención en su único objetivo, darle su primer título mundial de boxeo a Costa Rica.
El Gimnasio Número Uno de la Sabana es su lugar de entrenamiento, donde retorna a su vida normal. Es su punto de partida, donde trata de olvidar a punta de entrenamientos el trago amargo que le dejo la celebración de sus 33 años de edad.

“Fue una triste realidad estar detrás de las rejas, ahora siento alegría de estar de vuelta en el gimnasio y que todo se haya aclarado”, comentó Davies.
Davies está consciente de que cometió un error en la fiesta del sábado, y esto le dejó una enseñaza. No les recrimina nada a sus amigos, quienes supuestamente le dieron como “regalo” a quien posteriormente lo acusó. Tampoco piensa en la colombiana, a la que habrían contratado sus camaradas en un hotel vinculado con el alquiler de favores sexuales. Prefiere concentrarse en el boxeo.
Aunque recuerda que fueron momentos difíciles, que lo hicieron recordar lo vivido en un triste pasado de diez años encarcelado, afirma que estaba seguro de algo: “la verdad saldría a flote”.
“Este fue un trago amargo, muy amargo, que me hizo acordarme de mi pasado y de mi presente, de los logros que he alcanzado. Estaba consciente de que era inocente de los asuntos que me acusaban. Pero detrás de una mentira, hay una verdad, y se aclaró todo, salió la verdad”, señaló.
Ese tiempo le sirvió a Carl para pensar, para sacar una enseñaza de todo esto y darse cuenta de una vez por todas de esto: si es una figura pública y el ídolo de muchas person
as, tiene que corresponder con un comportamiento adecuado. Entonces pidió disculpas por lo sucedido.
“Aprendí que no tengo que frecuentar cierto tipo de lugares, que cometí un error, pero es el único que llevo en el tiempo de practicar profesionalmente este deporte. Y no volverá a pasar”, dijo.
“Este fue un tropiezo que me hace andar con los ojos abiertos. Debo tener más cuidado, comprender que soy una figura pública. Pero esto me hace más fuerte. Nunca bajé la cabeza y ahora debo seguir adelante, trabajando por el título mundial”, indicó el boxeador.
Precisamente, pensando eso, es que Davies comenzó ayer su trabajo bajo las órdenes de un nuevo entrenador, el panameño Rigoberto Garibaldi, quien ha guiado a varios boxeadores hasta convertirse en campeones del mundo. Uno de ellos fue el nicaragüense Ricardo Mayorga.
“Ahora tengo que adaptarme al nuevo entrenador, hacer caso a lo que me diga, para estar firme y triunfar en la carrera. Quiero llegar a disputar un título mundial”, concluyó Davies, que solo quiere dejar atrás lo sucedido.



Velada sabatina
El sábado a partir de las 7 p.m. hay boxeo en el Gimnasio Nacional.

• En las 150 libras, Humberto Aranda se despedirá del ring ante el nicaragüense Víctor Vaquedano, a diez asaltos.
• Hanna Gabriels frente a Evelina Díaz de (República Dominicana), 154 libras-4 asaltos.
• Henry Porras contra Francisco Sierra (México), 168-10.
• Elion Keden (Israel) frente a Melvin Olivares (Nicaragua), 123-4.
• Santos Martínez (Nicaragua) peleará con Víctor Pérez (Nicaragua), 130-8.
• Marlon Pineda (Nicaragua) contra Oscar Murillo (Nicaragua), 115-6.
• Elvin Pérez (Nicaragua) ante Víctor Hugo Fonseca (Nicaragua), 134-6.
• Cristian Valverde se medirá a Edgar Valverde (Nicaragua), 130-4.


Ver comentarios