Casa Blanca dice que hará valer ley contra marihuana recreativa
Foto Bloomberg.
Enviar

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que espera que el Departamento de Justicia refuerce la aplicación de las leyes que prohíben el uso recreativo de la marihuana, en contraste con la postura menos agresiva de la administración Obama luego que los estados comenzaron a legalizar el uso recreativo así como medicinal de la droga.

"Hay dos cuestiones distintas aquí: la marihuana medicinal y la marihuana recreativa", dijo Spicer a periodistas el jueves. "Todavía hay una ley federal que debemos respetar cuando se trata de la marihuana recreativa y otras drogas de esa naturaleza".

El Departamento de Justicia podría decidir aplicar la ley federal y cerrar los negocios en las industrias medicinal y recreativa de la marihuana incluso en los estados donde se han legalizado. Eso sería un rotundo revés de la política del gobierno de Obama de diferir el tema a los estados, señalando que se concentraría en asuntos tales como la prevención de la distribución a menores, la conducción bajo efectos de las drogas y evitar que los ingresos terminen en manos de pandillas y delincuentes.

Mientras el presidente Donald Trump ha llamado a la legalización de la marihuana para cualquier otro uso que el medicinal un "mal" experimento, también ha dicho que es un asunto de los estados. El fiscal general, Jeff Sessions, fue similarmente ambiguo cuando abordó el asunto durante sus audiencias de confirmación, aunque antes se ha mostrado fuertemente en contra de la droga.

’No es una prioridad’

El senador republicano Cory Gardner de Colorado, donde la producción y distribución de marihuana se ha convertido en una industria establecida, habló con Sessions antes de su confirmación sobre el negocio en su estado y recibió garantías de que no habría cambios repentinos en la política.

"Esa fue la conclusión de mi conversación con Jeff", dijo Gardner. "No es una prioridad de la administración Trump."

La marihuana es legal para uso recreativo de adultos en ocho estados y Washington. Entre ellos se incluyen California, Maine, Massachusetts y Nevada, que votaron a favor de legalizar la droga en noviembre. Eso significa que uno de cada cinco adultos estadounidenses pueden fumar, comer o beber marihuana a su antojo. El uso médico está permitido en 28 estados. La marihuana legalizada era una industria de $6 mil millones en 2016 y se estima que alcance los $50 mil millones en 2026, según Cowen.

"Creo que se verá una mayor aplicación de la ley", dijo Spicer sobre la prohibición federal a la marihuana.


Ver comentarios