Logo La República

Viernes, 3 de julio de 2020



NOTA DE TANO


Cartaginés-Guadalupe: pésimo presagio

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 16 junio, 2020

Hernán Medford: responsable uno de la debacle

La pobre presentación que dio el Cartaginés, en el juego que empató 0-0 con Guadalupe, resultado que le dio la clasificación a las semifinales, fue un pésimo presagio.

El pasaporte a semifinales, fue festejado ruidosamente por los sufridos fanáticos locales, quienes vieron abierta una nueva posibilidad de lograr el ansioso título. El técnico Hernán Medford hizo su respectivo show personal en la conferencia de prensa, eludiendo el tema de fondo, la floja presentación de su equipo, ante una prensa que mayoritariamente le rinde exceso de pleitesía.

Lea más: Muñeco tampoco deja clasificar a Cartaginés

El partido resultó un calvario para los seguidores del Cartaginés, porque su director técnico lo planificó para empatarlo y si no fue así, sus jugadores eso fue lo que demostraron en la cancha.

Fue demasiado evidente y notorio, el sentir, olfatear, percibir, que si Guadalupe anotaba, Cartaginés no tendría respuesta. Si Frank Zamora baja su remate que pegó en el poste y entra a la red, los pupilos de Geiner Segura hubiesen logrado la clasificación.

Puede ser que Medford considera, sin decirlo, que no tiene equipo para pelear cara a cara determinados partidos.

Contra Guadalupe y luego ante Saprissa, nos presentó una filosofía de juego que pareciera transmitir este mensaje: “voy a tratar de que no me anoten y si puedo, meto un gol”.

Así, contra Guadalupe logró a duras penas su objetivo, pero Saprissa lo despedazó, precisamente después de que Michael Barrantes abrió la cuenta.

Lea más: Hernán Medford señala la mala actitud de sus jugadores tras caer 0-4 ante Saprissa

En lugar de ir a un todo o nada, dada la trascendencia del evento, fortaleciendo su limitado ataque dándole a Marcel Hernández un compañero en ofensiva: (Hansen o Clunie), Medford en su patio, entró con ocho jugadores de vocación defensiva; de marca, dejando al garete al cubano, aislado también por el pobre juego que presentaron sus generadores de fútbol: Estrada y Venegas.

Es más, el técnico se dio el lujo de dejar en reserva a Christopher Núñez, su “Paté” Centeno, como él mismo lo llama.

Cartaginés no hizo un solo remate directo a marco en el Fello Meza y claro, cuando Saprissa, un equipo con mayores argumentos ofensivos que Guadalupe metió el 1-0, Cartaginés se derritió como mantequilla, pero no por falta de actitud de los jugadores, que les recriminó públicamente su mentor, sino porque futbolística y mentalmente, el equipo no fue preparado para ganar las batallas. Lo entrenaron, para empatarlas y de esto, únicamente hay un responsable.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.