Enviar

HECHO PRINCIPAL
Carretera a San Ramón es trampa mortal

Los usuarios de la carretera que comunica a la capital con San Ramón de Alajuela exponen su vida todos los días.
Ese camino de 58 kilómetros presenta 12 errores de diseño que lo convierten en una trampa mortal tanto para conductores como para peatones.
El problema se originó en 2004, cuando el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) eliminó el área de espaldón para convertirla en un carril adicional.
La obra se realizó sin planificación y omitió medidas de seguridad y de operación básicas, viene alertando desde hace cuatro años el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica.
A pesar de la advertencia, el Conavi no tiene planes para corregir los errores, en tanto que el Gobierno lleva cuatro años prometiendo que hará las mejoras mediante concesión.
Con un tránsito diario de 90 mil vehículos, la vía a San Ramón es la más importante del país, pues lleva al principal aeropuerto, a los puertos del Pacífico y a la frontera con Nicaragua.
Sin embargo, desde que se eliminó el espaldón los conductores tienen más riesgo de salirse de la vía o de volcarse en caso de perder el control del vehículo, pues ya no tienen margen para tratar de estabilizar el auto, advierte el estudio.
Además se encontró que en algunas curvas peligrosas las barreras de contención quedaron prácticamente pegadas a la calzada, lo que aumenta la posibilidad de colisión lateral.
Otra limitación que presenta la ruta a San Ramón actualmente es que no existe espacio para estacionar los vehículos que sufran desperfectos, lo que obliga al conductor a repararlo en media calle.
“El principal peligro se da en la noche o bajo un aguacero pues crece la posibilidad de que lo choquen porque se pierde la visibilidad”, afirmó el conductor Jorge Garita.
Hasta los propios oficiales de Tránsito corren el riesgo de ser atropellados ya que de requerir detener un vehículo deberán atenderlo en la superficie de rodamiento pues no hay un área para aislarlo.
Muchos peatones de comunidades colindantes con esa carretera también exponen su vida a diario pues no tienen otra opción que recorrer por la transitada carretera porque la vía carece de un espacio por donde caminar.
“Desde que se eliminó el espaldón los peatones no tenemos más opción que caminar por la cuneta para evitar hacerlo por la calle”, comentó Alexis Salas, vecino de Río Segundo.
También existe un alto riesgo de atropello para las personas que esperan un bus en las paradas ubicadas a lo largo de la carretera pues ahora deben esperar el vehículo en el carril externo, que vino a sustituir el espaldón.
Otro grave defecto que encontró la investigación es la reducción de los anchos de los carriles, lo cual al conjugarse con la inexistencia del muro divisorio de la autopista, aumenta la posibilidad de choques.


LO DESTACADO
TEC formará profesionales en telecomunicaciones

El faltante de personal especializado ha venido afectando cada vez más a las empresas, especialmente en el área de telecomunicaciones.
Ante ello, el Instituto Tecnológico de Costa Rica —conocido como TEC— promoverá al menos 12 carreras técnicas con la intención de fortalecer la competitividad en esa área.
Esta iniciativa forma parte del programa Specialist Costa Rica, que pretende formar talento local en carreras técnicas y científicas de importancia para el desarrollo competitivo, de acuerdo con las demandas de los empleadores.
Entre estas carreras se ofrecerá mayor relevancia a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), entre las que se incluyen técnicos profesionales en redes de computadoras, seguridad de redes de computadoras, redes inalámbricas de área local, mantenimiento de computadoras y electrónica del automóvil (autotrónica), las cuales tienen una duración de uno a dos años.
A futuro se pretende incursionar en la mecatrónica, la aeronáutica y la animación digital.
“Por lo general, cada carrera es de 11 cursos”, dijo Gianinna Ortiz, vicerrectora de docencia del TEC.
Para ingresar a una carrera técnica, como único requisito la persona debe contar con la secundaria completa.


Crece presión para eliminar secreto bancario

La presión internacional para que Costa Rica levante el secreto bancario en investigaciones tributarias podría subir a nuevo nivel.
Para el caso local, eso significa evolucionar a una nueva legislación, que permita a los responsables de investigar los delitos fiscales acceder a la información bancaria de los contribuyentes, sin que medie la participación de un juez, tal y como lo ha pretendido la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
Esto significaría una nueva vulnerabilidad al derecho de los clientes bancarios a mantener su información en confidencia; y atizaría el debate entre la necesidad de información para combatir el crimen y la privacidad.
De eliminarse la participación del juez, los riesgos de un mal uso de la información crecería.
Por eso existen sectores que si bien están abiertos a dar más información, rehúsan que se elimine al juez del proceso mediante el cual se facilitan los datos, porque a su juicio es la garantía de que no habrá abuso y que se utilizará para los fines solicitados.
Actualmente, los investigadores pueden consultar las cuentas bancarias solo si a la persona se le relaciona con crimen organizado o terrorismo.
La presión sobre el país se inició desde abril, cuando la OCDE publicó una “lista negra” de paraísos fiscales en la cual apareció el nombre de Costa Rica.
La razón por la cual no estaban otros países y sistemas financieros que son más permisivos es porque sus autoridades habrían asumido compromisos de mayor apertura.
No obstante, Costa Rica no ha firmado nuevos convenios de intercambio de información y modernización de las leyes contra la evasión fiscal, por lo cual se le incluyó en la lista.
“Costa Rica no se considera como un paraíso fiscal pero sí tiene límites en cuanto al acceso a la información bancaria para efectos fiscales”, dijo Grace Pérez-Navarro, directora adjunta del Centro de la OCDE para la Política y Administración Tributaria.
Ver comentarios