Enviar
En tres años surgieron tres centros de formación en este tipo de especialidades
Carreras técnicas tienen fuerte auge
• Se visualizan como la alternativa que requieren las empresas para mitigar su demanda laboral.

Yessenia Garita
[email protected]

La necesidad de capacitarse para estar a la altura de las exigencias del mercado en un tiempo rápido es una de las razones por las cuales los cursos técnicos están a la orden del día.
Durante años, estas especialidades “cortas” fueron poco apetecidas por los jóvenes, quienes preferían optar por un título universitario a pesar de que el mercado laboral se encontraba saturado.
Hoy en día esto está cambiando. Las modalidades técnicas están aflorando y se visualizan como la alternativa que requieren las empresas para mitigar su demanda laboral.
Prueba de ello es que en los últimos tres años surgieron tres centros de enseñanza dedicados a la especialización de profesionales técnicos, y que en este lapso reportan un incremento en su matrícula.
Por ejemplo, la Universidad Técnica Nacional, este año cuenta con 1.950 estudiantes en las seis sedes del país.
“Hemos visto que cada vez más jóvenes están interesados en una carrera técnica. Este año llegaron alrededor de 2.300 personas a solicitar su ingreso”, dijo José Alberto Rodríguez, jefe de Mercadeo de la Universidad Técnica Nacional.
Algo similar sucede en el Centro de Formación en Tecnologías de Información (Cenfotec), que tiene tres años de fundado, donde la cantidad de estudiantes se ha incrementado considerablemente.
“El año pasado, la promoción era de diez estudiantes por grupo. Este año se incrementó a 15”, dijo Priscilla Chaves, directora de Carreras Técnicas y de Actualización Continua en Tecnologías de Información de Cenfotec.
A su juicio, este aumento en la educación técnica se debe a que las personas ven una oportunidad de estudiar en un tiempo relativamente corto y a un costo más bajo, que incluso es más fácil de recuperar.
“Estudiar una carrera corta es más rentable incluso que una universitaria, que tiene una duración de tres años”, explicó Chaves.
El costo de una modalidad técnica, puede rondar los ¢700 mil, mientras que en la universidad ese podría ser el monto que un estudiante cancela en dos cuatrimestres.
Pero este auge tiende a incrementarse, sobre todo por la apertura de las telecomunicaciones que enfrenta Costa Rica y que continuará en crecimiento en los próximos años.
Esto ha provocado que incluso surjan nuevas opciones que buscan satisfacer el faltante de personal técnico y bilingüe que requiere el sector empresarial en esta área específica.
Se trata del Instituto Politécnico Internacional, un centro de educación superior que brinda enseñanza en tecnologías de la información y el inglés, y que fue inaugurado a principios de agosto de 2009.
Esta academia, con sedes en Heredia y San José, planificó los cursos que se imparten junto con empresarios que señalaron sus necesidades de personal calificado.
“Actualmente tenemos 150 estudiantes en las diversas modalidades que ofrecemos”, dijo Arlette Sánchez, directora ejecutiva del Politécnico.
A criterio de Sánchez, la oferta laboral para un técnico es muy amplia. A modo de ejemplo, indicó que tres de cada cuatro empleos se pierden por falta de profesionales en el área de las tecnologías de la información.
“Costa Rica debe seguir el ejemplo de países como Singapur, que adoptaron como política de Estado la creación y promoción de la formación técnica de los jóvenes y hoy es la novena nación más rica del mundo”, agregó Sánchez.
A esta lucha también se ha unido el Instituto Tecnológico de Costa Rica, el cual promueve al menos 12 carreras cortas, principalmente en tecnologías de la información y la comunicación, en las que se incluyen técnicos profesionales en redes de computadoras, redes inalámbricas de área local, mantenimiento de computadoras, electrónica del automóvil (autotrónica), las cuales tienen una duración de uno a dos años.
A futuro se pretende incursionar en el campo de la mecatrónica, la aeronáutica y la animación digital.
Este centro educativo se une a los esfuerzos realizados por los 89 colegios técnicos profesionales, los cuales cada año gradúan alrededor de 7.500 estudiantes.
Desde 2008, en algunos se amplió su oferta educativa, debido a que en mesas empresariales se determinó una demanda importante en materia de servicios.
Entre las carreras que se imparten se encuentra turismo costero, mecánica naval, informática en desarrollo de software, banca, finanzas o contabilidad bilingüe.


Ver comentarios