Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Carreras y plazos electorales

Vladimir de la Cruz [email protected] | Miércoles 01 febrero, 2017


La elaboración de los distritos electorales para definir con ellos los centros de votación y número de mesas electorales, conlleva la idea, la filosofía, de poner más centros de votación y mesas electorales para acercar la posibilidad de votar a los electores}

Pizarrón

Carreras y plazos electorales

Desde el 1° de enero el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) puso en conocimiento el calendario de las elecciones de 2018. Esta es la ruta que todos los grupos de ciudadanos que quieran participar en el próximo proceso electoral deben seguir para inscribir sus partidos políticos. Lo que allí se establece son plazos inexorables, sin prórrogas, fatales para quienes no puedan cumplir con ellos, quedando de esa manera fuera de toda posibilidad de inscribirse para participar en las elecciones.

Así, el próximo viernes 3 de febrero vence el plazo para presentar ante el TSE las solicitudes de inscripción de partidos políticos.
Y, en esta misma fecha, vence el plazo para que los funcionarios de Gobierno, señalados en el artículo 132 de la Constitución Política, renuncien a su cargo si desean aspirar a algún puesto de elección popular. Hasta hoy solo lo ha hecho el ministro de Trabajo, Carlos Alvarado, quien renunció para asumir, en el Partido Acción Ciudadana, la precandidatura presidencial, sin que hasta hoy le hayan salido formalmente otros precandidatos disputándosela. Pero es temprano aún y le aparecerán.
El viernes 3 también vence el plazo para que los costarricenses por naturalización obtengan la carta que los acredita como ciudadanos con posibilidad y derecho de votar el primer domingo de febrero de 2018.
También este 3 de febrero vence el plazo para que el Poder Ejecutivo publique la División Territorial Administrativa, provincias, cantones y distritos. A los efectos electorales el TSE hace otra división para la distribución de centros de votación y mesas de recepción de votos, que se lleva a cabo por los llamados distritos electorales, para lo cual el TSE tiene plazo hasta el 16 de febrero de formularlos y establecerlos. Aun así, el día 3 de junio vence el plazo para que el propio TSE pueda dividir en dos o más distritos electorales cualquier distrito administrativo. Este mismo día, 3 de junio, vence el plazo para los partidos ya debidamente inscritos para que puedan cambiar nombre o divisa.
A partir del sábado 4 de febrero el TSE se conforma con cinco magistrados propietarios, de manera que a los tres existentes se suman otros dos
Y, entre el 4 de febrero y el 3 de agosto el TSE se toma el tiempo para analizar cada solicitud de inscripción de partidos políticos, dictando a partir de esta fecha las Resoluciones que ordenan la inscripción de los partidos políticos.
El 3 de agosto también vence el plazo para que los funcionarios públicos, regulados por el artículo 109 de la Constitución Política, renuncien a su cargo si desean participar como candidatos a diputado. Igualmente, este 3 de agosto el TSE prepara las listas provisionales de electores de febrero de 2018, que se exhibirán por cuatro meses.
Fatalmente, este 4 de agosto, vence el plazo para que los partidos interesados en coaligarse presenten ante el TSE el Pacto de Coalición para su debida inscripción.
De todo lo anterior tenemos lo siguiente:
1.- La elaboración de los distritos electorales para definir con ellos los centros de votación y número de mesas electorales, conlleva la idea, la filosofía, de poner más centros de votación y mesas electorales para acercar la posibilidad de votar a los electores. Esto es técnicamente democrático. Cada mesa electoral se integra con representantes de los partidos políticos, en cuyas manos descansa todo el proceso electoral del día de las elecciones. Los partidos grandes, que han participado en anteriores procesos electorales tienen más posibilidad de presentar miembros de mesas en todas ellas, o en la mayoría de ellas. Los partidos políticos nuevos, y pequeños, o de poca participación electoral, se ven limitados a presentar esto miembros de mesa, de manera que a la hora de contar votos y revisar las papeletas los partidos que no tienen representantes en las mesas ven limitadas las posibilidades de defender, en el análisis de los votos, que se hace al cierre de urnas, aquellas papeletas que podrían tener ligeros defectos de emisión de votos y que los otros partidos aprovechan, por ausencia de estos, para anularlas. Así opera el proceso electoral históricamente en el país. Por eso cuando algunos partidos, hasta grandes, como el Partido Acción Ciudadana, en las elecciones de 2006, impugnaron las mesas electorales de Limón, en que ellos no tenían representantes, era porque partían de ese criterio, porque conocían las prácticas electorales de los partidos grandes, de que en la mesa electoral, quienes habían tenido la responsabilidad del conteo bien podrían haber incurrido en falta de anular papeletas, sin que en ello puedan operar los Auxiliares del TSE, que se han ido introduciendo como acompañantes en las mesas electorales, o hasta de introducir votos si tuvieran la oportunidad de hacerlo, que sería la única manera de hacer fraude electoral en el país. Esta posibilidad existe.
Si se ponen menos mesas electorales y centros de votación, por parte del TSE, comparadas con las de procesos electorales anteriores, puede ocurrir entonces que se dificulta el voto, siempre de los partidos más pequeños. Esto por cuanto, en estas circunstancias, de lejanía de mesas, a los electores hay que trasladarlos o ellos mismos tienen que trasladarse por sus propios medios. Y, los partidos que tienen ventaja en el traslado y movilización de votantes siguen siendo los grandes. Los pequeños no tienen esa capacidad. Así, el sistema que aparenta facultades democráticas, en la práctica se vuelve antidemocrático para ciertos partidos, en sus posibilidades reales de hacer valer sus derechos de representación. Y, en ello contribuye la incapacidad institucional de obligar el día de las elecciones a que todo el transporte público opere gratuitamente, en todas las líneas autorizadas, y con el número total de unidades de transporte.
En cuanto a las coaliciones partidarias, con los procesos que apenas están en marcha de convenciones internas, de algunos partidos, y de inscripción de los mismos, así como, de la celebración de Asambleas Nacionales, o Provinciales si fuere del caso, que deben hacerse para aprobar las coaliciones, pareciera que a esta fecha no hay posibilidades de que puedan constituirse.
De este modo, todos los partidos políticos están en carreras electorales para afinar sus procesos de inscripción y que no se les venzan los plazos.


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...