Carmelita, pesadilla manuda
Allen Guevara, no tan incisivo como en otros días, tuvo su duelo con Ignacio Quesada, quien se paró muy bien. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Carmelita, pesadilla manuda

Un gol en el último minuto de Marrero aguó el regreso de Óscar Ramírez

Carmelita es ya una piedra con la que Alajuelense se está acostumbrando a tropezar. Ayer lo hizo nuevamente, para amargarle el inicio del campeonato nacional a los manudos y a la vez el reestreno de Óscar Ramírez en el banquillo.

201308112245530.a33.jpg
Vinieron los carmelos de atrás en el marcador y cuando se llevaban un puntito del Morera Soto, se encontraron con que podían ser tres y no lo dejaron ir.
Salió “Machillo” con cuatro hombres de perfil ofensivo, Palacios, Alonso, Guevara y Venegas. Mientras tanto, Oviedo estaba como enganche —aunque muy perdido— y la función de contención le correspondía a Ariel Rodríguez. Atrás, Palma con Porfirio, más Salvatierra y Guzmán.
Mientras tanto, Carmelita bien parado con dos claras líneas de cuatro además de sus dos delanteros.
El primer tiempo resultó muy táctico y cerrado. De pocas opciones y mucho control compartido. Resaltó una escapada de Bryan Solórzano que Pemberton sacó a una mano y los centros de Johan Venegas que nunca encontraron el receptor adecuado.
Para el complemento el ritmo cambió. Los manudos llegaron más decididos a buscar el marco rival. Venegas que tenía por la calle de la amargura a Carlos Castro, se escapó por su carril derecho pero su centro raso acabó en el arquero Ronny Fernández.
Luego en la siguiente acción fue Jerry Palacios el que se encontró con el poste. La Liga apretaba y Carmelita buscaba bajarle el ritmo al partido.
Hasta que llegó el gol, jugada de Venegas que le robó el balón a Castro —tardó en despejar—, y Alonso a dos tiempos envió el balón a la red.
Carmelita se animó a irse un poco más, Alajuelense decidió aguantar. El juego se abrió y Rooney Mora probó a Pemberton, un aviso de lo que le llegaría un minuto después, al 77', cuando tras una acción de pie a pie comenzando por la banda izquierda y acabando por la derecha pasó por Solórzano, Marrero y Clark, quien sacó un trallazo imparable.
Un balde de agua fría para los manudos, que trataron de acelerar las acciones, entró Camilo Aguirre para buscar el balón y crear alguna genialidad, pero esta llegó más bien del lado contrario cuando en tiempo de reposición Marlon Barquero le ganó el balón a Palma y centró atrás a la llegada de Marrero, que fusiló con tiro cruzado y le dio tres puntos de oro a Carmelita.

Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios