Logo La República

Domingo, 26 de septiembre de 2021



ÚLTIMA HORA


Carlos Alvarado confía en que pesca de arrastre no será legal

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Martes 17 agosto, 2021 05:31 pm

Carlos Alvarado
Carlos Alvarado. Archivo/La República.


Para no afectar el turismo, la imagen de Costa Rica, ni el ambiente marino, los diputados deben descartar el proyecto que validaría la pesca de arrastre, según el presidente Carlos Alvarado.

Lea más: ¿Revive la pesca de arrastre?, diputados tratan de hacerlo

Esta tarde, diputados de Nueva República y Restauración Nacional aprobaron un informe en comisión que recomienda el resello del veto presidencial para la pesca de arrastre.

Lea más: Por unanimidad, diputados rechazan moción que buscaba reactivar pesca de arrastre en Costa Rica

“Por el bien común y para asegurar el equilibrio entre actividad productiva y sostenibilidad, el 30 de octubre del 2020 ejercí mi derecho al veto a la ley para reactivar la pesca de arrastre. Lamento que una mayoría de la Comisión de Asuntos Agropecuarios ahora recomiende su resello, porque eso no calza con nuestra tradición de protección al medio ambiente”, dijo Alvarado.

Para el mandatario, la pesca de arrastre no es sostenible y perjudica a nuestros pescadores artesanales, la pesca deportiva y el turismo.

“Confío en que la mayoría de la Asamblea Legislativa de Costa Rica actuará en concordancia con la tradición nacional de protección al ambiente y rechazará la pretensión de resello”, finalizó Alvarado.

La pesca de arrastre, también conocida por el nombre de arrastre o retropesca, consiste fundamentalmente en el empleo de una red lastrada que barre el fondo del mar, capturando todo lo que encuentra a su paso. Se trata de una pesca activa en el sentido de que no espera ni confía en los movimientos del pez para su captura.

Se considera una mala práctica ambiental porque afecta toda la vida marina.

Mientras tanto, Melvin Núñez, diputado de Restauración recalcó hoy la importancia de buscar fuentes de trabajo para los pobladores de zonas costeras.

"El proyecto de pesca de camarón nunca debió ser vetado, ya que nunca existió una propuesta ni del gobierno, ni de los diputados, para ofrecer puestos de trabajo a decenas de familias. Hablamos de más de 3 mil personas que necesitan trabajo. El camarón de Panamá y Nicaragua que viene es de arrastre y solo por falta de estudios que nos digan cuántas licencias se pueden dar", dijo Núñez.

El proyecto pasará ahora al plenario para un nuevo debate en el que podrían participar todos los legisladores


NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.