Cara electricidad aleja a empresas
Ofrecer un costo competitivo de electricidad es estratégico para que Costa Rica continúe siendo un destino atractivo para la Inversión Extranjera Directa y el sector industrial, dijo Gabriela Llobet, directora general de Cinde. Gerson Vargas/La República
Enviar

Perfil empresarial Energía

Cara electricidad aleja a empresas

Una firma ya trasladó su operación, mientras otra recortó su personal en un 13%

El costo energético le está restando competitividad al país, y frenando la atracción de nuevas inversiones.
El recorte de personal es una de las medidas ya tomadas para afrontar los altos costos.
Además, en el momento en que una compañía decide ampliar sus operaciones en el exterior considera en gran medida los costos de los servicios públicos.

201306302139500.pag22.jpg
En eso el país está quedando atrás, ya que con las continuas alzas en las tarifas eléctricas, Costa Rica está vendiendo a la industria electricidad mucho más cara.
Tan solo en los últimos 18 meses la tarifa eléctrica aumentó alrededor de un 38%, lo que repercute en mayores costos de producción del sector industrial.
Desde 2009 a mayo de este año la inflación acumulada fue de un 23%, tal como lo indican los datos del Inec, mientras que los gastos en las tarifas totales subieron un 93%, de acuerdo con la Aresep.
Esta situación posiciona a algunas empresas por debajo de su competencia, en términos de competitividad están en desventaja.
Al compararse con Estados Unidos, Costa Rica triplica la tarifa energética para el sector empresarial, lo que hace más atractiva la inversión en ese lugar.
Lo mismo sucede con países como México y Colombia, los cuales están por debajo de la tarifa local.
Es así como el recorte de personal es una de las medidas que aplican empresarios.
Por ejemplo, Vicesa ya redujo el 13% de su personal a causa del costo energético, lo que equivale a 70 jefes de familia, explicó Juan Pablo Mora, gerente de abastecimiento de grupo Vical.
Existen firmas a nivel local que han comenzado a disminuir sus inversiones, mientras algunas ya están trasladando parte de sus instalaciones a otros países donde realizan una menor inversión en energía.
“Un ejemplo, Terramix que está trasladando parte de su maquinaria a Estados Unidos”, dijo Jack Liberman, presidente de la Cámara de Industrias.
También, durante el proceso de decisión de entrada al país las firmas ya señalan ese aumento en las tarifas como un elemento de peso.
“Las empresas apoyadas por Cinde en los últimos dos años, especialmente las de manufactura tecnológica, señalan los costos como una baja en la competitividad”, expresó Gabriela Llobet, directora general de Cinde.
Lo mismo se percibe en compañías ya instaladas y con planes de crecimiento importantes pero trabadas por el costo energético.

María Fernanda Cisneros
[email protected]

Ver comentarios