Enviar
Caos por incendio en cárcel de Honduras

Al menos unos 350 presos pueden haber muerto en el incendio registrado ayer en la Granja Penal de Comayagua, aunque se cree que esa cifra puede incluir también a algunos otros se hayan fugado, de acuerdo con fuentes penitenciarias.
La cifra de fallecidos está pendiente de confirmación, pero el Ministerio Público la ubicó en 358, incluido uno de los heridos que había sido trasladado al Hospital Escuela de Tegucigalpa, según indicó a Efe el portavoz de ese organismo judicial, Melvin Duarte.
En medio del recuento de víctimas, los familiares de los reclusos trataron de tomar la prisión, pero fueron reprimidos por las fuerzas del orden.
El Comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, dijo que en los recuentos realizados una vez controlado el incendio se detectó la falta de 356 de los 853 reclusos que había en el penal.
Por su parte, el portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía, señaló que "es probable que algunos" de los reos "se hayan dado a la fuga" en medio de la confusión por el siniestro, y que las autoridades están "viendo qué fue lo que pasó".
"Vamos a hacer el recuento general y después determinar la cantidad de personas que se pudieron dar a la fuga", subrayo Mejía.
Mientras ayer Cinco equipos de forenses comenzaron la ardua tarea de identificar los restos de las aproximadamente 300 víctimas mortales del incendio registrado en una cárcel de Honduras, antes de que se inicie la investigación de las causas que el Gobierno ha prometido realizar con "total transparencia".
El cuadro era desgarrador en las afueras y el interior de la Granja Penal de Comayagua (centro de Honduras), escenario de la que ya es considerada la peor tragedia carcelaria en América Latina en 25 años.
De forma preliminar se conoce que "hay 272 cuerpos quemados", pero subrayó que "pueden ser más" las víctimas, dijo la jefa de Medicina Forense del Ministerio Público Lucy Marrder.

Tegucigalpa/EFE

Ver comentarios