Enviar
Aspirantes en el PLN y el PAC apuestan al transporte como estrategia para ganar en las convenciones internas
Candidaturas se pelearán sobre ruedas
> Chinchilla destinará ¢60 millones y Araya ¢20 millones para el alquiler de vehículos, mientras que Berrocal recurrirá al voluntariado
> En el PAC solo Román Macaya invertirá en trasladar votantes, Solís y Campbell recurrirán a ayudantes


La candidatura a la Presidencia de la República en Acción Ciudadana (PAC) y Liberación Nacional (PLN) no solo se peleará en las urnas… también en las calles.
Cada candidato librará una lucha sobre ruedas para tratar de trasladar la mayor cantidad de votantes posible hacia sus centros de mesa, en una lucha que representará millones para cada uno.
La aspirante que más recursos pretende invertir en este rubro es Laura Chinchilla, del PLN. El comando de la ex vicepresidenta destinará ¢60 millones en el alquiler de vehículos, autobuses y busetas para la movilización de sus bases y seguidores de acuerdo con Rodolfo Navas, coordinador de logística de la tendencia.
“Estamos alquilando alrededor de 150 busetas y 50 autobuses, y además vamos a tener más de 4 mil vehículos para la movilización de los electores, en lo que respecta a la parte de la alimentación de nuestros guías y colaboradores estamos recibiendo el aporte de donaciones”, comentó Navas.
En las filas del arayismo el monto es un poco más modesto, de acuerdo con Juan José Echeverría, coordinador de logística de Johnny Araya. Para ello se destinarán ¢20 millones a sufragar el costo del transporte de los votantes.
Con estos recursos la tendencia del alcalde josefino espera contratar 3 mil vehículos y darles a 3.500 voluntarios dinero para que costeen el gasto del combustible.
Por su parte, Fernando Berrocal, ex ministro de Seguridad, apostará al voluntariado para movilizar a sus adeptos, razón por la cual el precandidato aún no tiene claro el número de vehículos con el que contará.
En el PAC la estrategia para la movilización de electores también dependerá del voluntariado, a pesar de que las autoridades del Partido aprobaron que cada una de las tendencias echara mano de ¢15 millones de la deuda política para sufragar gastos para la convención.
De los tres aspirantes, solamente Román Macaya usará este dinero.
“Voy a usar este dinero y luego lo reintegraré, el transporte será vital ese día, con este monto alquilaré varios autobuses y pagaré el costo de la gasolina a quienes colaboren conmigo”, comento Macaya.
En las tiendas de Ottón Solís y Epsy Campbell, el voluntariado será la clave. De acuerdo con los dirigentes de sus comandos, tampoco se contempla el aporte de dinero para gasolina para quienes les presten sus vehículos.

Carlos J. Mora
[email protected]

Ver comentarios