Arnoldo Mora

Arnoldo Mora

Enviar
Viernes 28 Agosto, 2009


Candidatos a diputados del partido oficial


En un año que políticamente se caracteriza porque lo más significativo está marcado por las actividades predominantemente electorales, los partidos que representan las tendencias mayoritarias ocupan un lugar preponderante en la opinión pública, mientras el gobierno en todas sus instancias, tanto en el poder ejecutivo como en el legislativo, cada día lo pierden. Es por ello que la elección de candidatos a la presidencia, que aún no ha terminado en todos los partidos, lo mismo que la de los futuros miembros de la Asamblea Legislativa, concita el interés mediático.
Sin embargo, no hay que olvidar que el “partido mayoritario”, si cabe la expresión, sigue siendo el de los que se abstienen de participar en esas actividades, sea porque no les interesa hacerlo en la presente fase del proceso electoral, sea porque ni siquiera tienen la intención de participar en las próximas votaciones generales o, al menos, todavía no se han decidido a hacerlo. Este grupo, insisto, según las encuestas constituye actualmente la mayoría de los ciudadanos, por lo que es hacia la captación de sus simpatías en lo que los partidos invertirán la mayor parte de los ingentes recursos financieros, tecnológicos y humanos que se desplegarán en la próxima campaña. En cuanto a los simpatizantes, no serán el centro de atención de la propaganda proselitista, sino que se buscará hacer que de adherentes pasivos se conviertan en activistas y colaboradores entusiastas.
Como solo el partido oficial ha elegido a sus candidatos a la presidencia y a diputados, tan solo me ocuparé por ahora de lo que en sus tiendas ha pasado, lo cual reviste una gran importancia debido a que, si creemos en las cifras que arrojan las encuestas, ese partido sigue siendo el que, hasta el momento, concita el mayor número de intenciones de votos. Es por eso que, lo que allí sucede, tiene forzosamente una gran repercusión en la manera cómo viven en la realidad muchos conciudadanos eso que podemos considerar como sistema democrático real. Lo que ha caracterizado la elección, tanto de la candidata a la presidencia, como de los candidatos a diputados, ha sido el triunfo de la tendencia arista, hoy en el poder. Por lo que podemos hablar de que en ese partido la línea continuista se ha impuesto.
Pero el arismo tiene dos cabezas: Oscar y Rodrigo que, si bien son hermanos y representan los mismos intereses y encarnan las mismas concepciones ideológicas, no por ello juegan el mismo papel. Hasta ahora las decisiones más importantes las toma el hermano mayor mientras que el menor ejerce como primer ministro. Pero en lo que respecta al futuro, Oscar no parece interesarse mucho en seguir ejerciendo un poder hegemónico, mientras que Rodrigo pretende ser el candidato de 2014, si su salud y las circunstancias se lo permiten. La elección de candidatos a diputados reflejó esa realidad. Gracias a haber logrado la mayoría de los candidatos a diputados, Rodrigo espera mantener el control de la política nacional en el próximo cuatrienio. Y Laura ¿qué?