Enviar

El costo de la ruta superaría los $700 millones

Cancelar a OAS pasa cara factura

Mantenimiento, diseños y expropiaciones no están incluidos en nueva propuesta

201403242229290.n22.jpg
Si se opuso a que OAS construyera la vía de San José a San Ramón por el costo del peaje, la solución podría resultar aún más cara.
Ampliar la carretera a San Ramón bajo el nuevo proyecto impulsado por el Foro de Occidente y el Gobierno será posible, pero los $478 millones de la propuesta excluyen mantenimiento, expropiaciones y diseños.
Cada seis años se le dará mantenimiento a la ruta, lo que costará $188 millones más sobre el costo constructivo durante los 25 años que se contemplan en el proyecto.
Además, se deben sumar los $35 millones que el Gobierno pagó a OAS para terminar la concesión, lo que finalmente le permite disponer de los planos y diseños de la antigua ruta, aunque algunos servirán para la nueva carretera, mientras otros están obsoletos.
Aunque se esperaba que la propuesta final fuera entregada a la presidenta Laura Chinchilla a más tardar esta semana, todavía quedan pendientes en la conformación económica del proyecto.
Las mesas de trabajo legales y de infraestructura prácticamente finalizaron con el trabajo de Lanamme, la Escuela de Ingeniería de la UCR, el Ministerio de Planificación, el MOPT, el Colegio de Ingenieros y otras instituciones.
La propuesta final podría estar lista en menos de dos semanas y se enviaría a la Presidencia para ser declarada de interés nacional por medio de un decreto.
Luego pasaría a la Asamblea Legislativa donde se negocia un consenso para la aprobación.
La nueva propuesta contempla construir ocho carriles desde el Monumento del Agua en Circunvalación hasta el Aeropuerto Juan Santamaría.
Del cruce de Manolos hasta San Ramón la vía tendrá cuatro carriles, se incluye también la ampliación de todos los puentes a lo largo de las autopistas General Cañas y Bernardo Soto.
Dentro del cronograma constructivo se plantea avanzar con las obras en cuatro fases y desarrollar nuevos elementos que no incluía la antigua concesión con OAS.
Construir esta carretera costará $478 millones con la posibilidad de que el precio aumente o disminuya un 10%, sin contar expropiaciones, diseños y mantenimiento.
A este costo constructivo se deben sumar $188 millones por el mantenimiento de la vía durante casi tres décadas y los $35 millones pagados a OAS por planos y diseños como parte de finiquito.
Todo esto convierte el proyecto en una carretera superior a los $700 millones, incluso cuando la promesa inicial del Foro de Occidente era de una ruta que no superaría los $350 millones.
Por otra parte, la concesión con OAS costaba $523 millones con la construcción de la carretera, el mantenimiento, los diseños y las expropiaciones.

201403242232030.n2.jpg

Manuel Avendaño
[email protected]
@MavendanoLR

Ver comentarios