Enviar
Campaña demócrata sube de tono

McCain afianza sus posibilidades de lograr nominación republicana


Washington
EFE

La campaña demócrata, que según Barack Obama se libra ahora entre él, “los Clinton” y John Edwards, ha subido de tono en los últimos días, mientras que entre los republicanos John McCain parece afianzar posiciones en Florida.
La próxima gran cita demócrata es este sábado en Carolina del Sur, donde la situación no puede estar más caliente después de que durante el último debate, el del lunes, Hillary y Obama intercambiaron acusaciones mutuas de falta de honestidad y de giros de 180 grados en sus planteamientos electorales.
Las cosas en este estado, donde el voto negro es importante, parece que pintan mejor, según las encuestas, para el senador afroamericano que para la senadora por Nueva York.
Obama, según el último sondeo de Zogby, tiene una cómoda ventaja de 19 puntos porcentuales sobre Hillary Clinton.
El aspirante afroamericano lograría el 49,8% de los votos, Clinton el 30,6% y el ex senador John Edwards, el 14,2%.
Otros sondeos de las empresas Survey USA, Rasmusen, Insider Advantage y Mason-Dixon coinciden también en dar a Obama una cómoda ventaja en Carolina del Sur, donde más de la mitad de los votantes demócratas son negros.
Según Zogby, cerca del 65% de los negros respalda a Obama, mientras que el 16% está por Clinton.
Quizá por eso la senadora ha decidido dejar Carolina del Sur y concentrarse en otros estados como California, Pensilvania y Nueva Jersey, que son claves para conseguir la candidatura y donde sus posibilidades de ganar son mayores.
Pero ha dejado a su marido, el ex-presidente Bill Clinton, en Carolina del Sur, donde está dando tantos quebraderos de cabeza a Obama que éste ha llegado a denunciar que está haciendo campaña contra un candidato desdoblado: los Clinton.
Y es que Bill Clinton, que se está recorriendo el estado de punta a punta, no parece perder ocasión de arremeter contra el senador afroamericano, al que acusa de estar haciendo una campaña deshonesta contra Hillary, subrayando, por ejemplo, que ella ha elogiado “algunas de las peores políticas de Ronald Reagan”.
Bill asegura que Obama está poniendo en práctica una política de golpear a Hillary y piensa que, por tanto, es justo que él defienda la candidatura de su esposa, acusada desde la campaña de Obama de “no ser confiable, de no tener carácter y de guiarse por las encuestas”.
Mientras tanto, los republicanos luchan por alzarse con la victoria en Florida, el estado en el que se ha volcado hasta ahora Rudolph Giuliani y donde, de momento, no parece que su estrategia de haber pasado de largo de los estados “pequeños” como Iowa o Nuevo Hampshire vaya a dar los frutos deseados.
En Florida, según el sondeo publicado ayer por The Miami Herald y St. Petesburg Times, concede a McCain una previsible victoria con el 25% de los votos, mientras que deja a Giuliani -que en noviembre llegó a contar con el 36% de la intención de voto en este estado- con un anodino 15%.
Mitt Romney, el ex gobernador de Massachusetts, que en este momento de la campaña es el gran rival de McCain -ganó en Michigan, Nevada y Wyoming-, se coloca en Florida con un 23% de los votos, lo que técnicamente podría considerarse un virtual empate.
Mike Huckabee, el ex gobernador de Arkansas, que entró bien en la campaña ganando en Iowa, sólo cuenta según este sondeo con otro 15% de los votos, es decir, está realmente empatado con Giuliani.
Ver comentarios