Camp Nou sentencia
El Camp Nou será el escenario de la final de la Supercopa de España.Archivo/La República
Enviar

Camp Nou sentencia

Con Messi en el once inicial el Barça busca su primer título del año ante el Atlético

Un partido decisivo en el Camp Nou definirá hoy el campeón de la Supercopa de España (3 p.m.) entre el Barcelona y el Atlético de Madrid, con la presencia del argentino Lionel Messi en el once azulgrana para medirse al competitivo conjunto rojiblanco, que desafía la condición de favorito del rival.
La final mantiene toda la emoción tras el partido de ida, resuelto con un empate a uno en el estadio Vicente Calderón y con mejores sensaciones para el Atlético que para el Barcelona, que podrá disponer de Messi, ya recuperado de la lesión que provocó su sustitución hace una semana y su baja del pasado domingo en Málaga.
El Barça intentará hacer valer el 1-1 de la ida y levantar su undécimo título de la Supercopa con un once muy similar al que jugó hace siete días en el Calderón, pero con algunos cambios respecto al equipo que disputó el último partido de Liga en La Rosaleda.
Así, además de Messi, volverán al once Dani Alves y Sergio Busquets, a quienes Martino dio descanso contra el Málaga. Y también podría estrenarse como titular el brasileño Neymar.
Con sus últimas apariciones, en las que ha exhibido un buen nivel, Neymar ha demostrado estar preparado para asumir la titularidad. De producirse, Pedro Rodríguez o Alexis Sánchez empezarían como suplentes.
La entrada de Messi también podría dejar fuera a Cesc Fàbregas, aunque no se descarta que Martino retrase al jugador de Arenys de Mar, que se encuentra en un gran momento de forma, y siente en el banquillo a Andrés Iniesta, muy apagado en este inicio de temporada.
Mantener la presión arriba e imprimir una mayor velocidad en la circulación del balón serán dos de las claves para que los azulgranas puedan llevarse el partido.
Enfrente estará el Atlético, que ha comenzado a tope la temporada. El 5-0 al Rayo, que completó el mejor inicio de Liga de su historia, junto al de la temporada del “doblete” de 1995-1996, confirmó su buen momento, tras el gran partido de ida frente al Barcelona o la victoria en la primera jornada contra el Sevilla.
Asume la condición de favorito del Barcelona y la superioridad de su rival —“ellos son mejores que nosotros”, admitió el argentino Diego Simeone, su técnico, en rueda de prensa—, pero tampoco renuncia a nada, consciente de que su equipo tiene herramientas suficientes para competir contra cualquier adversario.
Ya lo demostró en las tres finales que ha disputado con Simeone en el banquillo, todas resueltas con victoria (3-0 al Athletic en la Liga Europa de 2012, 1-4 al Chelsea en la Supercopa continental de ese año y 1-2 al Real Madrid en la Copa del Rey de 2013), y se propone ahora ganar su segunda Supercopa de España de la historia, después de la conquistada en 1985 ante el mismo contrincante.
No cambiará el técnico la fisonomía ni el estilo de su equipo, probablemente tampoco el planteamiento del encuentro de ida, con un bloque intenso, con presión en su medio campo y con la misión de reducir al máximo los espacios para su rival cada vez que se acerque al área del belga Thibaut Courtois.

Barcelona/Madrid/EFE
 

Ver comentarios