Foto 1
Enviar

Resumen Ejecutivo
Es posible que a partir del mes entrante algunos préstamos reflejen una baja en sus intereses, tras la implementación de un nuevo cálculo por parte del Banco Central, que pretende reducir la Tasa Básica Pasiva.
Con esto, los bancos supuestamente podrían aceptar que un deudor pague una tasa de interés menor a la que paga hoy, que es la meta del Central.
Sin embargo, parece poco probable que las tasas cobradas en los préstamos caigan como resultado de estas medidas, ya que los costos de los bancos no cambiarían, debido a que la nueva fórmula para calcular la TBP no contempla los costos de captación de las entidades.



Es posible en algunos casos contar con un préstamo con tasas de interés más bajas en colones, tras la implementación a partir del mes entrante de una nueva fórmula impuesta por el Banco Central, que tendría el efecto de reducir la Tasa Básica Pasiva.
Con esto, los bancos supuestamente podrían aceptar que un deudor pague una tasa de interés menor a la que paga hoy, que es la meta del Central.
La nueva fórmula tendría el efecto de empujar para abajo la TBP, al tomar en cuenta una serie de factores más amplios que la que hoy rige.
Actualmente, la fórmula que se utiliza da un peso especial a la tasa que se paga a los tenedores de certificados de depósito a seis meses plazo.
Si los bancos pagaran menos a los dueños de los certificados y otros títulos valores, podrían cobrar menos a los deudores, esa es la tesis del Banco Central.
Por otro lado, es poco probable que las tasas cobradas en los préstamos caigan como resultado de esta medida, ya que los costos de los bancos no cambiarían, sea cual sea la forma de calcular la TBP.
Esta medida funcionaría solo en algunos casos, especialmente en aquellos préstamos actuales que no tienen una tasa piso.
De todas formas, los contratos “sin piso” conforman una minoría de la cartera crediticia.
En cuanto a los deudores que tienen un piso establecido en sus intereses, deberán revisar las condiciones del crédito y determinar hasta dónde los beneficiaría una rebaja en la TBP, ya que al momento en que se encuentre por debajo de ese piso, ya las rebajas no surtirán efecto en sus pagos.
Tampoco se espera una rebaja significativa, en cuanto a los préstamos negociados a partir de febrero, ya que los bancos podrían añadir un diferencial entre la TBP y las tasas cobradas a los deudores, para salvaguardar sus costos operativos.
Por otro lado, las entidades financieras presentarán en febrero la medición de una Tasa de Referencia Interbancaria estimada por los propios bancos del país, la cual se conocerá como TRI.
Esta es una iniciativa de la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras que tiene el mérito de abrir la posibilidad de que se calculen tasas de referencia a distintos plazos.
Todavía no se conocen mayores detalles de cómo se implementará este cálculo y en cuáles créditos se utilizará.
La metodología que se dejará de usar el próximo miércoles 3 de febrero está vigente desde diciembre de 2012, cuando se buscaba que la tasa de referencia de unos 320 mil créditos en colones dejara de subir de forma acelerada, algo que pasó en los últimos tres meses de ese año.

201601242213430.recuadro-18.gif

Ver comentarios