Cambio en estrategia de inversión salvaría pensiones del Magisterio
Si no pasa el proyecto, no es que el fondo va a quebrar, pero sí tendríamos mayores limitaciones, dijo Róger Porras, director ejecutivo de Jupema. Archivo/La República
Enviar

Fondo sería insolvente en 2089, según análisis actuarial

Cambio en estrategia de inversión salvaría pensiones del Magisterio

Aprobación de proyecto de Ley daría un respiro al sistema

Un cambio en la estrategia de inversión salvaría al fondo de pensiones del Magisterio Nacional de entrar en problemas similares a los que hoy enfrentan otros regímenes.

201412230037210.n33.jpg
En el caso de los maestros, se está a tiempo de generar un escenario distinto para garantizar las jubilaciones futuras.

Las decisiones que se tomen tendrían un efecto sobre los 78 mil pensionados activos con que cuenta el sistema, más allá de los 800 jubilados.
Se trata del Régimen de Capitalización Colectiva, que es considerado el más reciente de los sistemas de pensiones.
“El fondo es muy joven, pero es sano. Estamos haciendo esfuerzos por mejorar la gestión de inversiones”, dijo Róger Porras, director ejecutivo de la Junta de Pensiones del Magisterio (Jupema).
La idea es que los recursos se puedan invertir en proyectos de concesión de obra pública, aumente la participación de las colocaciones en el extranjero y se consiga una excepción en el pago de renta.
La aprobación de una iniciativa, que levantaría las marras al magisterio, para invertir de manera gradual hasta $800 millones de sus reservas, sería en este momento la salida más viable.
La Comisión de Asuntos Hacendarios dictaminó el proyecto en forma positiva, y se espera una convocatoria por parte del Poder Ejecutivo.
“Si no pasa el proyecto no es que el fondo va a quebrar porque es sano, pero tendríamos mayores limitaciones. Tendríamos problemas a largo plazo en la estructura de financiamiento”, agregó Porras.
El otro punto de lucha es que el resto de los fondos de pensiones está exonerado del pago del Impuesto sobre la Renta, mientras el Magisterio no.
Los dineros del régimen habrían sido bien administrados, y lo que ocurre sería producto de que en 1992 cuando nació el fondo las condiciones eran distintas.
“La legislación nunca se modificó y las mejores posibilidades de inversión que había en ese momento, no son las de ahora. El mercado de capitales está reprimido y no permite mejorar las condiciones”, recalcó Porras.
El fondo que administra la Jupema es de $2 mil millones y se descarta que sea necesario un ajuste en la edad o las cuotas de cotización.
Las hipótesis y supuestos señalan un déficit actuarial cercano a los $124 millones a 45 y 75 años plazo.
“Somos un régimen sano que no tiene problemas de pago. Lo que pasa en este momento es que el gasto es ligeramente mayor que el ingreso. El indicador de suficiencia es de un 0,97%, eso significa que ese déficit es muy pequeño en relación con el pasivo actuarial”, comentó Porras.
La alerta se encendió cuando un estudio actuarial determinó que el fondo sería insolvente en 2089, no obstante, se estima que las reservas empezarían a tocarse a partir de 2036.

María Siu Lanzas
[email protected]


Ver comentarios