Enviar
¿Cambio de palos o no?

Para tomar una decisión así, se deben tener en cuenta ciertos factores

Dinia Vargas
[email protected]

Muchas veces, cuando jugamos golf, nos surge la interrogante de si debemos cambiar esos palos que por mucho tiempo nos han acompañado, o si deberíamos seguir con los mismos de siempre.
Esa es una decisión que solo usted debe tomar, aunque sí puede pedir el consejo de su profesor o de un profesional.
Hay muchos factores que influyen en esta decisión, por ejemplo la antigüedad, esto se nota porque el palo se herrumbró; la varilla perdió rigidez, que es de gran ayuda; porque la cabeza está muy gastada, las rayitas ya no se ven, lo cual hace que la bola pierda contacto a la hora del impacto.
“Casi siempre la pérdida de rigidez o el desgaste de la cabeza representan un uso excesivo de los palos, por lo que hay que empezar a tomar medidas”, comentó Randolf Víquez, profesional de Monterán.
Por su parte, Cristian Morera, profesional de Valle del Sol, señaló que los palos deben cambiarse si el jugador está modificando la velocidad de su swing, porque casi siempre los palos que tiene ya no están acordes con su juego.
Los palos también se pueden cambiar por unos más fáciles de manejar, y en esto ha influido mucho la tecnología, “ahora los palos vienen a ayudarle al jugador a mejorar en mucho su desempeño”, explicó Morera.

Si cambió de palos por la razón que sea, debe tener presente que después de la compra, su juego puede no ser el mismo de siempre y, por el contrario, sentir un retroceso, algo que es normal.
La persona no debe apresurarse, ya que hay que tomar en cuenta que al ser un cambio (parcial de un palo o total) se necesita un periodo de adaptación, por lo cual lo más importante es tener paciencia, los resultados significantes vendrán cuatro semanas después de comprados los palos.
Según el Dr. Coop, en un artículo en Golf Magazine, los golfistas “esperan mucho, muy pronto, pensando que conseguirán resultados inmediatos. En realidad pueden progresar negativamente al principio”.
Los cambios —como cambiar a un drive con cabeza inmensa o de varas de acero a grafito— pueden afectar el ritmo de juego. Por lo tanto, establezca un tiempo de adaptación realista, y trabaje al máximo para conseguir lo mejor de sus nuevos palos.


Dato interesante

* Muchos expertos afirman que el putter es el palo de más fácil adaptación después de un cambio. Si usted está considerando un cambio completo, puede comenzar con este. Cuando se empieza con un nuevo putter, se le recomienda a la persona que practique tanto como pueda y desde todas las distancias.

* Mientras tanto, el driver se convierte en el palo más complicado, porque la persona probablemente tiene expectativas muy grandes y además tratará de ganar distancia desde el tee, lo que está bien siempre y cuando no pierda control ni consistencia.


Factores para cambiar de palo

* La antigüedad de los palos: herrumbre, la varilla perdió rigidez o la cabeza está gastada.
* Porque se pretende una velocidad mayor en el swing.
* Se buscan palos más fáciles de manejar.

Consulta: www.basegolf.com
Ver comentarios