Enviar
Pocas compañías han tomado las previsiones para el ajuste en los números telefónicos
Cambio de dígitos tom
ó por sorpresa al sector privado

• Empresas tendrán que invertir hasta ¢500 mil en el cambio de sus materiales de presentación
• Para algunas firmas el ajuste significó el desplazamiento de técnicos hacia lugares de trabajo y residencia de clientes

Noelia Solís
[email protected]

El cambio a ocho dígitos en los números telefónicos tomó desprevenidas a muchas empresas ya que son pocas las imprentas y agencias publicitarias que han notado un interés en el mercado por modificar el material correspondiente.
Dichos negocios creen que los clientes comenzarán a tomar las medidas indispensables a última hora y en el momento que vean perjudicadas sus ganancias. Por lo tanto, las imprentas y agencias de publicidad esperan que sus ventas se incrementen aún más y crezca el número de interesados con el paso del tiempo.
Un ejemplo es Impresora Gráfica, ubicada en Zapote, la cual preparó una plataforma que le permite tener capacidad de respuesta para la eventual demanda de material.
“Varios han realizado cambios en ciertos pedidos, algunos en todo el material sin esperar a consumir su antigua papelería, y otros del todo no lo han hecho, pero creo que cuando el mercado en general cobre conciencia de cuánto afectará el cambio a sus negocios lo harán de inmediato”, opinó Leonel Bonilla, gerente general de Impresora Gráfica.
Aun así, las ventas han aumentado pero no como se esperaba porque muchas empresas apenas están comenzando a prepararse. Sin embargo, Impresora Gráfica ya ha atendido a ciertos clientes que renovaron su documentación con los nuevos números telefónicos. Se calcula que algunas han invertido cerca de ¢500 mil solo en tarjetas de presentación.
“El asunto irá calentando. Los números telefónicos correctos en la papelería son determinantes para una empresa, porque evitan problemas de comunicación con clientes nuevos y antiguos. La reacción de estas al cambio debe ser rápida, además es bueno adaptar lo más breve posible a los clientes hasta en la manera de referirse a la serie de números por falta de costumbre. La gente tendrá que familiarizarse y cuanto más pronto mejor”, agregó Bonilla.
La agencia de publicidad Líneas Básicas S.A., en Santa Marta de Montes de Oca, ha impreso nuevo material a cerca de 30 clientes desde hace dos meses ya que las empresas están obligadas al ajuste de la papelería, especialmente en las hojas carta, sobres y tarjetas de presentación.
“En caso de tener el diseño le hemos incorporado el dígito y si no lo tienen, se lo hacemos con rapidez” declaró Cristina Vega, directora de la agencia, al considerar que una implicación del cambio es la posibilidad que se les presenta de aumentar las ventas y capturar nuevos clientes.
Debido a la modificación, las personas estarán confundidas al principio ya que, según Vega, “a pesar de la divulgación masiva hay muchos que todavía no se percatan del cambio. A nivel de empresas, poco a poco todas se verán forzadas a reimprimir su papelería para actualizarse”.
Las principales consecuencias para las empresas se podrían resumir en cambio de papelería y publicidad, además, reprogramación de PBX y equipos que se conecten al sistema telefónico como alarmas y datáfonos (para estos dos últimos, el ICE facilitó un servicio especial).
Para empresas como ADT, el cambio a ocho dígitos significó un desembolso de varios millones de colones para ajustar sus sistemas.
En esta empresa, las modificaciones se iniciaron desde hace algunos meses debido a que una de las vías de comunicación de ADT con sus clientes se encuentra ligada a una línea telefónica.
“El pasar de siete a ocho dígitos se incurre en horas técnico y visitas a nuestros clientes para realizar los cambios”, sostuvo Ronald Dobles,
jefe de Mercadeo de la firma de seguridad
Por su parte, en Agencia Datsun se tomaron las previsiones del caso en cada una de las sucursales, y se envió comunicación interna para el personal”, indicó Ana Lucrecia Vargas, gerente de Mercadeo de la empresa.
Las imprentas incluso han intentado sacar provecho del cambio con el lanzamiento de ofertas para sus clientes.
Líneas Básicas S.A. por ejemplo, utiliza el lema “Un dígito más obliga a cambiar la papelería”, con lo cual también lanzó precios especiales para imprimir materiales nuevos.
Dicha iniciativa ayuda para que los costos en el cambio de papelería sean más cómodos, ofreciendo distintas opciones de precios de acuerdo con las necesidades de los clientes, explicó Mario Sánchez, coordinador de Mercadeo de la empresa.
Por otra parte, Grupo Telefónica Amarilla (GTA) ya aplicó el cambio a todos los números telefónicos en las bases de datos. Sus productos Páginas Amarillas impresas en inglés, el Directorio Gerencial, GUIAR (Páginas Amarillas para automóvil), en disco compacto y en la web ya poseen el dígito extra que se requiere.
“En cuanto tuvimos conocimiento del cambio, GTA planificó diferentes acciones siguiendo dos objetivos muy claros: primero, informar a clientes y usuarios acerca del cambio y, segundo, editar todos nuestros directorios con los números telefónicos a ocho dígitos. Tanto la información como los directorios debían exponer el cambio de una forma muy sencilla, clara y concisa, esto para favorecer la comprensión de clientes”, explicó Alexander Morales, gerente general de la empresa.
“Este cambio nos convierte en un destino de inversiones cada vez más atractivo, porque hace más eficiente nuestra plataforma tecnológica para empresas e individuos”, opinó Morales.
La principal repercusión para GTA en cuanto al ajuste se dio el año pasado, cuando cambiaron las bases de datos y anuncios diseñados.
Necesitaron dos digitadores para actualizar los productos impresos y cinco diseñadores gráficos para actualizar los anuncios en imágenes.
Además, un equipo de diseñadores, programador y administrador del sitio web trabajan en la actualización total de la página.
En medio de todos los ajustes que hay que implementar, la pregunta natural es ¿por qué se debe hacer el cambio?
“El sistema de numeración actual está agotado. Si se quisiera brindar nuevos servicios, ampliar la capacidad o, si por razón de la apertura, incursionaran en el país otros proveedores de servicios, no sería posible darles numeración. Por lo tanto el beneficio indirecto para el abonado será que se abre la posibilidad de que tanto el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) como otros posibles proveedores puedan ofrecer fácilmente nuevos servicios a los abonados y se disponga de numeración para hacerlo”, explicó Juan Alvarado, del ICE, y director del proyecto “Cambio de siete a ocho dígitos”.
La variación en los números telefónicos se realizará para mantener un sistema de numeración cerrado, único y que con solo agregarle un dígito más al inicio, se pase de una capacidad actual de 10 millones de números a una de 100 millones, informó Alvarado.
Aunque muchas compañías todavía no han hecho los ajustes necesarios, el ICE informó el cambio a los medianos y grandes clientes de manera personalizada así como por medio de notas desde mediados del año pasado.
Además, los ejecutivos de cuenta de la empresa que elaboraron la Guía Telefónica Oficial del ICE 2008 visitaron las empresas y les informaron de la variación en los números telefónicos.
Durante la noche y madrugada de hoy y mañana se prevé que unas 400 personas trabajarán en la labor
del cambio. Durante esos días, habrá equipos de trabajo en las centrales del país y además centros de trabajo y comando en San Pedro, Sabana, Paso Ancho y Tibás principalmente.
Respecto al costo que implica la variante para el ICE se han invertido alrededor de
$8,5 millones en modificación de equipos para realizar el cambio y campaña de información, informó Dalia Vega, de la Dirección de Mercadeo y Comunicación Institucional del área de prensa del ICE.
Aun
así, el ICE no logró establecer el costo aproximado que implica el cambio para las empresas ya que “dependerá de cada compañía y de los medios publicitarios que utiliza para su mercadeo”, dijo Vega.
Para poder comunicarse a números fijos tendrá que añadir un dos delante del número telefónico normal. En cambio, si desea llamar a un celular, sea este GSM o TDMA, deberá agregar un ocho. Los números de tres dígitos como 911 y 113 no presentarán cambio, al igual que las líneas 800 y 900.







Ver comentarios