Logo La República

Sábado, 23 de febrero de 2019



BLOOMBERG


California resume difícil situación de petroleros estadounidenses

Bloomberg | Lunes 26 enero, 2015

La fuerte caída en los precios del crudo está entre las causas de que California haya tenido que cerrar más plataformas que cualquier otra parte del país. BLOOMBERG/LA REPÚBLICA


California resume difícil situación de petroleros estadounidenses

No hay muchas cosas que estén funcionando bien para el sector petrolero en California.
A decir verdad, la formación de esquistos del estado promete menos de lo que esperaban los productores. Los pozos convencionales viejos están secándose. Y un repunte de la producción que a los perforadores les cuesta tres mil millones de dólares anuales generar se ha visto ensombrecido por el petróleo “shale” que brota de pozos en Dakota del Norte y Texas.
Por otro lado está también, por supuesto, la caída en los precios del petróleo –una caída del 57% en siete meses que se vio exacerbada por la negativa de la OPEP de reducir la producción para presionar a los perforadores de esquistos estadounidenses. Ningún otro estado siente tanto esa presión como California. Los perforadores han desactivado –en proporción- más plataformas que en cualquier otra parte del país.
“Gastamos un montón de dinero para salir a perforar y emplear nuevas tecnologías para que no bajara la producción en nuestros yacimientos maduros”, dijo Rock Zierman, máximo responsable ejecutivo del grupo California Independent Petroleum Association. “Nos consumió muchísimo capital simplemente mantener nuestra posición y ahora vemos los precios del crudo por debajo de US$40 el barril”, agregó.
El petróleo West Texas Intermediate, referente estadounidense, cayó más de la mitad desde junio, pero el crudo pesado Kern River de California perdió más del 65% de su valor. El precio de contado de ese petróleo se desplomó hasta $34,87 el barril el 22 de enero, por debajo de los crudos de la Costa del Golfo, más abajo que el Bakken en Dakota del Norte y menos que el petróleo Alaska North Slope.
Los precios en baja no han sido totalmente malos para California. El gobernador Jerry Brown dijo el pasado 15 de enero, que si bien la caída de la perforación petrolera en California era “preocupante”, los conductores se están viendo beneficiados. La nafta está por debajo de $2,50 el galón (3,78 litros) por primera vez desde 2009 en un estado que normalmente alberga parte del combustible más caro del país.
El alivio en el surtidor significará un ahorro promedio de $675 para los hogares de California este año, dijo Patrick DeHaan, analista sénior en el área petrolera de GasBuddy Organization Inc. con sede en Chicago.
“La caída del precio del petróleo afecta directamente el gasto del consumidor”, dijo Brown. “De modo que habrá compensaciones”.
En las cuatro semanas anteriores, los perforadores desactivaron la mitad de sus plataformas en el estado, arrastrando el total hasta su nivel más bajo desde 2009. La producción petrolífera, que venía aumentando desde 2011, actualmente presenta escasas modificaciones y es probable que sobrevenga una reducción.
El West Texas Intermediate sumó 42 centavos, a $47,73 el barril en las operaciones electrónicas de la Bolsa Mercantil de Nueva York a las 10:34 hora de Londres. El Brent, que es el grado de referencia mundial, subió 78 centavos, hasta $49,30.


Bloomberg