Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Calificación de riesgo país bajaría

Natalia Chaves [email protected] | Viernes 05 septiembre, 2014

Fitch Ratings advirtió ayer que la nota que otorga al país se vería amenzada por la situación fiscal.Bloomberg/La República


Fitch Ratings y Moody's alertan al país

Calificación de riesgo país bajaría

Medidas de recaudación son insuficientes

Un déficit fiscal que alcanzará un 6,7% del valor de la producción nacional y la ausencia de medidas significativas para corregirlo, impulsarían una caída en la calificación que las agencias de riesgo otorgan a Costa Rica.
Esta situación prendió las alarmas de la firma Fitch Ratings, que ayer advirtió que la nota BB+ con una perspectiva estable que otorga al país se vería amenazada.
Aunque acepta que el llamado de atención es apropiado, el gobierno argumenta que están tomando medidas para resolver el problema.
“Lo de Fitch es una advertencia adecuada, sin embargo estamos haciendo esfuerzos importantes para mejorar la recaudación y tratando de darle un manejo más inteligente al tema del presupuesto”, defendió Fernando Rodríguez, viceministro de Hacienda.
No obstante, distintos analistas coinciden en que las propuestas del gobierno no guardan proporción con la situación económica.
“No creo que las medidas de recaudación sean suficientes para corregir un problema de la magnitud como el que existe, el ajuste fiscal debe ser mayor y no solo en asuntos de recaudación”, comentó Edna Camacho, presidenta de la Academia de Centroamérica.
Incluso desde hace un mes, la sección INVERSIONISTA de LA REPÚBLICA, informó sobre la posibilidad de que Moody's, la única que confiere grado de inversión al país, nos podría bajar la calificación.
La calificación actual hace atractivas las colocaciones de bonos costarricenses en el exterior y permite captar deuda barata.
Sin embargo, si la nota soberana disminuye, se tendría un fuerte impacto sobre el gasto público, pues el financiamiento externo para Costa Rica sería menor y más caro, por lo que el pago de intereses aumentaría.
La dependencia de los bonos en el exterior será alta el próximo año, y cualquier problema con su colocación puede disparar las tasas de interés locales para el sector privado.

Natalia Chaves
[email protected]
@La_Republica