Enviar
Calientan Juegos Panamericanos
Estructuras, negocios y logística inundan Guadalajara

Guadalajara, cuna del mariachi y de la cultura del tequila en México, recibirá a unos 5.920 atletas a partir del 14 de octubre en lo que se convirtió en un reto de infraestructura y logística pero también en un negocio jugoso para sus empresarios locales.
Los Juegos Panamericanos conllevan una inversión de $296 millones en 23 nuevas instalaciones y diez remodelaciones de edificaciones, además de una Villa Olímpica con capacidad para 7 mil personas.
Todas las sedes deportivas cuentan con patrocinios de telefónicas, bancos y otras empresas con presencia en México.
Los capitales traen consigo un retorno de inversión del 40% para la ciudad jalisciense, según los organizadores.
A dos semanas de que se inicien las competencias, el retraso en el estadio de atletismo provoca críticas por parte de la prensa internacional.
El escenario, que tendrá capacidad para 8.500 espectadores, tiene una inversión de unos $55 millones. Esta sede debió ser entregada en junio y su atraso es consecuencia de tres cambios de sede por asuntos ambientales y políticos desde 2008 hasta agosto de 2010, cuando inició su construcción.
Pese a que representantes del Comité Organizador (Copag) insisten en que han edificado el 85% de la sede, aún no están listas las gradas al aire libre y apenas se colocó la última capa de la pista de tartán.
“No es que estemos atrasados, está por concluirse. Estará listo dos o tres días antes de la inauguración. Me parece irresponsable criticar de atrasos cuando las pruebas de atletismo inician en la segunda semana de los Juegos y tener listo anticipadamente el estadio más bien daría pie a que se dañaran las instalaciones”, alegó Juan José Martínez, subdirector de prensa de los XVI Juegos Panamericanos.
Por su parte, la Villa Olímpica, que albergará a unos 5 mil atletas y 2 mil delegados, concluida recientemente, es uno de los negocios más lucrativos de los Juegos.
La desarrolladora Corey Integra S.A. tomó un préstamo por $3 millones del Estado, pero una vez concluidas las justas alquilará y venderá los 921 apartamentos de dos y tres habitaciones a personas de clase media.
Los departamentos están ubicados en cuatro edificios, uno de ellos acondicionado para personas con discapacidad, y durante la estancia de los deportistas estarán decorados con muebles reciclados y ecológicos.
La Villa Olímpica también cuenta con piscina, canchas y jardines.
Los tapatíos no solo están listos para recibir a los atletas, sino también al gran número de turistas que llegarán para las justas.
En el caso de los hoteleros esperan fuertes ganancias, con ocupaciones entre el 70% y el 90%, al proyectarse la llegada de cerca de un millón de turistas y más de un millón y medio de espectadores.
Para hacer frente a la cantidad de visitantes, la ciudad negoció para que no se impartan lecciones en centros educativos, con el fin de evitar presas en las calles.
Asimismo, se contará con “carriles panamericanos” exclusivos para quienes participen de alguna manera en el evento.
Unas 200 personas participarán en un operativo para vigilar la calidad de los servicios turísticos y evitar abusos. El ejército mexicano, la policía y oficiales privados velarán por la seguridad.

Silvia Pardo
[email protected]

Ver comentarios