Logo La República

Jueves, 25 de julio de 2024



FORO DE LECTORES


Calidad de los datos para el proceso de la Valuación de Empresas

Fiorella Aguilar fiorella.aguilar@cr.gt.com | Viernes 14 junio, 2024


Fiorella Aguilar


La valuación de empresas es un proceso mediante el cual se estima el valor económico de una compañía, acorde a variables que existen en el entorno sobre el cual esta se desarrolla, tal como es la comparación con otras empresas, la estimación del costo de crear una empresa similar, o la estimación del resultado de su liquidación. En estas valuaciones los interesados con frecuencia son los auditores, la gerencia, la junta directiva, los accionistas, los asesores fiscales, los potenciales compradores y los inversores.

Existen múltiples causas para realizar la valuación de una compañía, con frecuencia algunas de las razones son la emisión de valores, las fusiones y adquisiciones, los cumplimientos regulatorios, la compraventa de acciones/participaciones, el desempeño del negocio, las ampliaciones de capital o salidas a bolsa, las herencias y testamentos o la toma de decisión sobre la continuidad de la empresa. Durante el proceso de valuación de una empresa también se debe seleccionar el enfoque por aplicar, los tres principales enfoques que se utilizan son los siguientes:

Enfoque basado en el ingreso: Provee una estimación de valor al convertir el valor de los ingresos, el flujo de caja o el ahorro de costes generados por el activo, a un solo valor presente.

Enfoque de comparación (de mercado): Provee una estimación de valor mediante el supuesto de que el precio de la empresa debería ser similar al precio de mercado que se paga por otras compañías de similares características.

Enfoque del Coste: Provee un indicador de valor utilizando el principio económico de que un comprador no pagaría por un activo más que el coste que representaría obtener un activo de igual utilidad, ya sea mediante compra o construcción, a no ser que ello involucrara tiempo, inconvenientes, riesgos u otros factores.

Cada uno de estos enfoques de valuación incluyen diferentes métodos detallados de aplicación. Durante el proceso de análisis, el equipo consultor debe encontrar el método más apropiado bajo las circunstancias particulares. La lista de requerimientos de información que comúnmente se solicita cuando se va a realizar la valuación de una compañía utilizando el enfoque basado en el ingreso, es la siguiente:

Entendimiento del negocio: Se mantiene una reunión con los encargados de la compañía para comprender el entorno económico en el que opera, así como la estructura de la industria en la cual desarrolla sus actividades. Este paso es importante porque permite proyectar el desempeño financiero de la compañía de forma más acertada.

Estados Financieros: Se solicitan Estados Financieros Auditados, Estados Financieros mensuales internos y balances de comprobación mensuales con máxima apertura, para realizar el análisis de la información y comprender la estructura financiera de la compañía.

Proyecciones de la compañía: Se solicita a la empresa proyecciones financieras por un período de 5 años, posteriores a la fecha de corte en la cual se estará realizando la valuación. Las proyecciones son los cálculos que se realizan para planificar el desenvolvimiento de la empresa en el futuro, acorde a los ingresos, gastos e inversiones.

CAPEX: Se refiere a los gastos e inversiones asociados con los bienes físicos que cuenta la compañía. Como parte de los requisitos, se consulta a la empresa si tienen identificadas necesidades de inversión en CAPEX en el corto o largo plazo para incluirlas dentro de las proyecciones financieras, ya que esto representaría un egreso de recursos y, por ende, afecta el valor presente de los flujos proyectados.

Capital de Trabajo: Son aquellos recursos que una empresa necesita para realizar sus operaciones con normalidad. Como parte de los requisitos, se consulta a la empresa si cuentan con proyecciones de Capital de Trabajo, ya que, al igual que las inversiones en CAPEX, esto representaría un egreso de recursos y, por ende, afecta el valor presente de los flujos proyectados.

EBIDTA: Conocido por sus siglas en inglés, las cuales se refieren a Earnings Before Interests, Taxes, Depreciations and Amortizations o UAIIDA, por sus siglas en español, las cuales significan Utilidad Antes de Intereses, Impuestos, Depreciación y Amortización. Este indicador financiero permite medir la rentabilidad de una empresa antes de deducir los impuestos, intereses, depreciaciones y amortizaciones, por lo cual, se consulta a la empresa si cuentan con un cálculo interno de este indicador. En caso de que la respuesta sea negativa, se solicita a la empresa que identifique todas las transacciones que pudieran estar registradas dentro del Estado de Resultado Integral que no correspondan a la operación de la compañía.

Es importante tener en cuenta que la calidad de la información es primordial para la ejecución del proceso y para que los resultados estén acorde a las expectativas de las partes que intervienen, sin importar el enfoque que se vaya a utilizar. Por lo cual, al momento de la entrega de la información se deben de evitar las siguientes situaciones:

Estado de Situación Financiera: I. Activos con saldo negativo, a excepción de las cuentas de Depreciación Acumulada, que por su naturaleza debe de presentar un saldo negativo en el Estado de Situación Financiera, II. Que los Estados Financieros no se cumplan con la ecuación contable, la cual establece que el total de activos debe de ser igual al total de pasivos más patrimonio, III. En caso de que la empresa requiera inventario para sus operaciones, que no cuente con políticas definidas ni un auxiliar que respalde los saldos de inventario a la fecha de valuación, IV. Que la entidad no tenga auxiliares de cuentas por cobrar o por pagar a la fecha de la valuación, V. Que la compañía no tenga un detalle de la deuda a largo plazo y no cuente con el detalle de la tasa de interés para cada préstamo.

Estado de Resultado Integral: I. Que en el Estado de Resultado Integral se presenten ingresos o gastos negativos, II. Que en el Estado de Resultado Integral se incluyan gastos que no estén relacionados con la operación de la compañía, por ejemplo, los gastos de los socios o de las compañías relacionadas y que no estén bien identificados, III. Que la compañía no tenga identificado de forma clara el gasto por depreciaciones, impuestos, intereses y amortizaciones, y VI. Que la compañía no cuente con Estados Financieros comparativos, al menos de dos períodos.

Proyecciones: I. Que las proyecciones no sean realistas o que no estén apegadas a la realidad del negocio. II. Que a la hora de realizar las proyecciones no se consideren los resultados históricos que ha presentado la compañía. Es importante que previo a la elaboración de las proyecciones, se realice un análisis horizontal y vertical de los saldos para identificar cuál ha sido la variación de las cuentas en el tiempo y también cuánto representan, por ejemplo, mis costos y/o gastos entre mis ingresos. III. Que la empresa no tenga definido el requerimiento de inversión en CAPEX en el corto y largo plazo, entendiéndose esto como la inversión en activo fijo que necesita la compañía para seguir operando. IV. Que la empresa no tenga definida su necesidad de capital de trabajo ni que tenga políticas de capitalización establecidas.

El resultado de la valuación se puede utilizar para múltiples fines, por lo cual debe ser lo más acertada posible y esto se logra gracias a la calidad de los datos que se utilizan. Dado lo anterior, resulta fundamental incluir la participación de los encargados de la compañía durante el proceso de valuación, ya que son quienes conocen a profundidad el giro de negocio y las tendencias de la empresa.

Además, es importante mencionar que la calidad de la información va a influir de forma importante en el desarrollo y el plazo de entrega del informe de valuación de una empresa. Si después de recibir y revisar el requerimiento de información inicial el equipo valuador considera que necesita datos adicionales, la empresa debe destinar personal que se encargue de aclarar las dudas o consultas.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.