Enviar
Detenidos proyectos en educación y salud
Calentura electoral entraba al Congreso
Campaña política toma relevancia entre diputados
A menos de dos años para las elecciones nacionales, la calentura electoral se extiende en Cuesta de Moras como una fiebre, y lo peor de todo es que entraba a su vez la labor legislativa.
Entre los proyectos atrasados está el de investigaciones biomédicas, que permitirían el surgimiento de nuevas medicinas, así como la creación de un fideicomiso que crearía más aulas y equipos para los estudiantes de centros públicos.
Durante los primeros diez meses del año, los síntomas no se manifestaron y permitieron a la presidenta Laura Chinchilla, recoger una cosecha fecunda, incluida una reforma a la ley de tránsito y varias normas tributarias, así como otras 54 iniciativas adicionales.
No obstante, ese cálido ambiente político está desapareciendo, para dar paso a la calentura electoral que ya está unos grados por encima de lo normal.
Por ejemplo, las discusiones fuertes han estado a la orden del día y el buen ritmo legislativo se frenó súbitamente en octubre, al empezar la discusión del plebiscito de Cóbano, Paquera y Lepanto.
Tradicionalmente los diputados se convierten en actores fundamentales en las campañas políticas.
De hecho, algunos de ellos tienen la doble condición de aspirantes a la Presidencia de la República y de legisladores, como es el caso de Juan Carlos Mendoza y Claudio Monge, en el PAC, así como posiblemente José María Villalta, en el Frente Amplio.
Asimismo, muchos de los congresistas actuales ya recorren comunidades a la par de precandidatos, con el objetivo de despertar a la dirigencia en sus cantones.
En ese sentido, la labor legislativa puede quedar de lado por andar en actividades partidarias, ya sea en giras o en reuniones.
“La campaña política distorsiona los acuerdos, porque se deja de pensar en las necesidades sociales y del pueblo, y se piensa en función de los resultados electorales”, indica Víctor Emilio Granados, presidente de la Asamblea.
En el Gobierno ya se han dado cuenta de esta situación y hacen un llamado a la oposición, para cambiar de actitud.
Esto, porque hay preocupación sobre el avance de acuerdos comerciales como el TLC con Singapur, México y Perú, así como con la elección de la subcontralora.
“Tuvimos cinco meses excelentes y ahora octubre ha sido nefasto, de gran improductividad”, concluyó Fabio Molina, jefe de fracción del PLN.
Otro aspecto que comprueba la calentura electoral está relacionado con las investigaciones políticas por supuesta corrupción en torno al financiamiento de los partidos.
De hecho, ayer se aprobó una moción en la comisión especial que investiga este tema, para alterar el orden del día e iniciar una indagación política contra el Partido Acción Ciudadana.
La dinámica electoral también se palpa por medio de los recortes que plantea la oposición al presupuesto para el otro año.
Esto, porque los no oficialistas temen que los gastos del próximo año sean utilizados por Zapote para mejorar su imagen ante los costarricenses, lo cual beneficiaría indirectamente al PLN.
“No contamos con información que permita medir el impacto del presupuesto en la calidad de vida”, manifiesta Gustavo Arias, legislador del PAC.
Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios