Logo La República

Sábado, 23 de marzo de 2019



NACIONALES


Calderón renuncia a la política

Natasha Cambronero [email protected] | Viernes 25 junio, 2010



Ex presidente se desligará del PUSC hasta que no logre anular la condena en su contra
Calderón renuncia a la política
Sin importar futuro del caso Caja-Fischel, ex mandatario no volverá a postular su nombre para la presidencia de la República

Rafael Angel Calderón, presidente de la República 1990-1994, se alejará de la vida política del país y de la Unidad Social Cristiana (PUSC) por tiempo indefinido hasta que no resuelva su situación en el caso Caja-Fischel.
El ex mandatario se desligará de la agrupación rojiazul para evitar que la condena de cinco años de prisión dictada en su contra y el proceso de apelación que todavía lleva, no afecte la imagen del partido en las próximas contiendas electorales.
En este sentido, no participará en las decisiones que se tomen a lo interno de la Unidad ni opinará acerca de estas.
“He tomado la decisión de abstenerme de participar activamente en la política. Dedicaré todo mi tiempo a anular la vergonzosa sentencia judicial que hay en mi contra”, dijo Calderón.
El desligue de la política también conlleva su renuncia a participar en siguientes elecciones o a postular su nombre para la presidencia de la República.
No obstante, no descarta que de lograr la anulación de la condena, vuelva a las tiendas socialcristianas para crear “una verdadera unidad de oposición” y destronar a Liberación Nacional del gobierno.
“Espero poder ayudar al partido en el futuro para la contienda de 2014, pero nunca encabezar la papeleta”, añadió el hijo del también presidente Rafael Angel Calderón Guardia.
Inicialmente, el ex gobernante no participará en la Asamblea Nacional del PUSC del próximo 3 de julio, en la cual se elegirá el comité ejecutivo, ni expresamente le dará el apoyo a ninguna de las dos personas que pretenden llegar a la presidencia del partido, Gerardo Vargas y Humberto Vargas.
Sin embargo, resaltó la importancia de que nuevas generaciones tomen las riendas del PUSC por el bien del partido y que es una situación que lo llena de ilusión.
Actualmente, la sentencia en contra del ex mandatario se encuentra en apelación en la Sala III, proceso que podría tardar meses o quizás años, dependiendo del fallo de los magistrados.
Esto en razón de que la sentencia podría anularse y requerir que se convoque a un nuevo juicio, o bien se revalide el fallo.
De darse la segunda posibilidad, el caso sería llevado a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, como en reiteradas ocasiones Calderón ha dicho, para intentar anular la condena en esta instancia.


Tras renovación de la Unidad


Su renuncia a la vida política del país tiene un solo objetivo, evitar que la condena en su contra afecte aún más la imagen del PUSC y que un nuevo grupo tome las riendas.

Se avecina la Asamblea interna del PUSC, ¿cuál será su participación en ella?

He tomado la decisión de abstenerme de participar activamente en la política y en el partido Unidad Social Cristiana. Quiere dedicarme a anular la vergonzosa sentencia judicial en mi contra, para lo cual dedicaré todo mi tiempo. No quiero que la parte judicial interfiera en la parte política.

Cuando dice que se abstendrá, ¿qué significa?

No participaré en la Asamblea del partido, no apoyaré a ninguno de los grupos que se están postulando para el comité ejecutivo, ni opinaré sobre nada del partido hasta que no logre anular la condena.

¿Regresará a la vida política, en caso de obtener la anulación de la condena?

Espero ayudar al partido en el futuro y crear una verdadera unión de oposición para la contienda de 2014, pero nunca encabezando la papeleta presidencial. Sin titubear puedo decir que no volveré a aspirar la presidencia de este país.

¿Pero usted sabe que el proceso de apelación puede durar quizás hasta años?

No necesariamente, creemos que meses, dependiendo del fallo de la Sala, es decir si reafirma la sentencia, la reafirma a medias o la anula y convoca a un nuevo juicio. De anularla, como queremos, sí tardaría su tiempo.

¿Cuánto pesa en la Unidad el hecho de que usted haya sido condenado?

Los socialcristianos de hueso colorado saben que fue una sentencia política en mi contra. Pero lógicamente en cuanto a imagen del partido de alguna manera la afecta, por eso yo no quiero estar en la actividad política hasta tanto no anule esa condena.

Algunos socialcristianos dicen que es momento de que las viejas figuras se vayan de la Unidad para dar paso a las nuevas generaciones, ¿usted qué opina?

Coincido en que es necesario que se renueven en las bases y que gente joven llegue al partido, por ello me llena mucho de ilusión que haya dos grupos luchando por la presidencia de la Unidad.

¿Qué opinión le merecen los dos grupos que luchan por la presidencia del partido?

Muy ilusionado de que lleguen nuevas generaciones al partido, gente nueva que quiera tomar las riendas de la Unidad, por esta razón, no quiero que la parte judicial se ligue a la política y por ello me abstendré a participar en la vida política.

Natasha Cambronero
[email protected]