Enviar
Esta tarde la resolución de los Tribunales de Justicia sobre el caso Caja-Fischel dilucidará el futuro del ex presidente y de la Unidad Social Cristiana
Calderón, ¿culpable o inocente?
• Líder rojiazul se muestra seguro de que saldrá absuelto de los cargos que se le achacan, sin embargo de no ser así contempla llevar el caso a casación o a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos
• Agrupación aún no devela cuál sería su plan B en caso que ex mandatario resulte condenado


Natasha Cambronero y Carlos J. Mora
[email protected]
[email protected]


A esta hora la decisión ya debe de estar tomada, pero no se sabrá hasta que el reloj marque las 2.30 p.m. Todas las partes presentaron sus alegatos y no hay marcha atrás, solo resta esperar el fallo, del cual depende su futuro y el de su partido.
El veredicto de tres jueces determinará hoy no solo la suerte de Rafael Angel Calderón, ex presidente de la República, sino también la del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y la coyuntura de la contienda política que arranca este miércoles.
Solamente hay dos escenarios y solo uno de ellos se puede dar: un fallo absolutorio para Calderón o una condena.
Una declaratoria de inocencia del ex mandatario podría dar un giro a las pretensiones de Liberación Nacional (PLN) y Acción Ciudadana (PAC) en su lucha por ser el partido en gobierno a partir de mayo entrante y en llevar la mayor cantidad de diputados a la Asamblea Legislativa en 2010.
De resultar inocente el ex presidente, el PUSC podría experimentar un repunte en su imagen y una suma de adeptos que dejaron sus filas cuando trascendió este caso y el que también se sigue contra Miguel Angel Rodríguez, ex presidente de la República por esta agrupación entre 1998 y 2002 en el caso del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la firma francesa de telecomunicaciones Alcatel.
En este escenario, los rojiazules podrían recuperar seguidores que habían migrado tanto al PLN como al PAC, pero analistas consultados apuntan que el arrebato de votos sería más fuerte contra esta última agrupación. De igual manera, esta merma de militantes de estas agrupaciones podría propiciar una segunda ronda electoral.
“Sería la resurrección del ave fénix, él realmente resurgiría como líder político, apelaría sin lugar a dudas a que ha sido castigado por la Fiscalía por muchos años y por intereses políticos. Siendo candidato a la Presidencia mucha gente votaría por él para reivindicarlo”, apuntó Francisco Barahona, analista y ex rector de la Universidad para La Paz.
Pero de resultar culpable, la condena no solo abrigaría a Calderón, sino al PUSC, partido que fundó su padre y que lo llevó a él también a la Presidencia en 1990.
Lo que sí está claro es que Calderón apelaría cualquier resolución en su contra, no solo en casación, sino también en instancias internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde ya el Poder Judicial costarricense ha perdido casos.
Ante una eventual resolución condenatoria contra Calderón, el electorado podría terminar de desertar del PUSC.
Los resultados de la contienda serían similares o incluso más bajos que los de 2006, en los que el partido registró su peor resultado electoral con tan solo un 3,5% de los votos válidos y una fracción legislativa de cinco diputados, comentó Carlos Carranza, analista de la Universidad de Costa Rica.
“Sea una resolución condenatoria parcial o total el partido va a sufrir”, agregó Carranza.



Ver comentarios