Enviar
Enfrentamiento entre policía y manifestantes desdibujó inauguración de vía
Caldera abre en medio de reclamos y controversia
• Usuarios podrán viajar por nueva ruta que reduce hasta en una hora el recorrido desde hoy
• Costo será de ¢1.930 por sentido


Danny Canales
[email protected]

La inauguración de la carretera hacia Caldera, Puntarenas, estuvo rodeada de contrastes.
Mientras en Orotina todo era celebración, pues se estaba estrenando una vía por la que se ha esperado 32 años, a la altura de Ciudad Colón la Fuerza Pública se enfrentaba con un grupo de vecinos que se oponían a la apertura del camino.
En dos amplios toldos que protegían a los cientos de invitados del fuerte sol en medio de bailes típicos y aplausos, Óscar Arias, presidente de la República, recibía la carretera en un evento donde abundaban los bocadillos y bebidas.
En su discurso, en el que hizo un extenso recuento de sus casi cuatro años de gobierno, el mandatario realzó que durante su gestión puso a “Costa Rica a caminar de nuevo”, en alusión de que se reactivó la construcción de carreteras luego de décadas de estancamiento.
“A partir de este momento igual se tardará en recorrer de la Sabana hacia Orotina que de la Sabana hacia Curridabat”, aseguró el gobernante, al señalar que ambos recorridos se podrán realizar en unos 40 minutos.
El optimismo por la apertura de la vía alcanzó también a los representantes de la empresa a cargo del proyecto. “La carretera a Caldera es una realidad con cinco meses de anticipación”, destacó Cristian Sandoval, gerente general de Autopistas del Sol. Por contrato, la conclusión de los trabajos estaba prevista para julio.
Pero a poco más de 50 kilómetros, la situación era muy distinta. En media calle y bajo el sofocante sol, un movimiento de vecinos de Ciudad Colón y regiones aledañas a la nueva carretera se enfrentaban con la policía.
El encontronazo se produjo cuando la Fuerza Pública llegó en busca de uno de los manifestantes al que se le responsabilizó de romper las ventanas y espejos de un vehículo propiedad de uno de los trabajadores del grupo Autopistas del Sol, empresa a cargo de la carretera.
Ese enfrentamiento desdibujó el acto de inauguración de la carretera, pues dio como resultado varias personas lastimadas y el joven al que se le acusó de producirle los daños al vehículo fue detenido.
La intención de los vecinos era llamar la atención de las autoridades para que se construyan una serie de obras de seguridad en la nueva carretera como puentes peatonales, paradas de autobuses y aceras.
Luego de prometer que las obras solicitadas por los manifestantes se van a ejecutar en las próximas semanas, Marco Vargas, ministro de Obras Públicas y Transportes, anunció que
a partir de hoy las personas que tengan planeado viajar hacia el Pacífico, lo podrán hacer por la nueva carretera. El tiempo de recorrido entre la capital y Caldera se estima en 70 minutos.
Por las dos carreteras alternas que existen en este momento —Cambronero y el Monte del Aguacate— el tiempo de recorrido supera las dos horas.

La nueva vía al Pacífico tiene una longitud de 77 kilómetros. Su costo total superó los $430 millones con aporte estatal, de la empresa constructora y de entidades financieras.
El costo de recorrer toda la ruta será de ¢1.930 por sentido, distribuidos en cuatro estaciones de peaje.
Por ahora no se cobrará en Ciudad Colón, pues las autoridades de Concesiones y de Autopistas del Sol negocian la posibilidad de rebajar la tarifa.

Ver comentarios