Enviar
Cada uno pagaría ¢20 de impuesto
Cajetilla de cigarros subiría ¢400

Distribución de recursos que se obtengan genera polémica
La cajetilla de cigarros de 20 unidades subiría ¢400, de prosperar el plan que promueve desincentivar el fumado.
Luego de dos años de estira y encoge los diputados que analizan el tema consensuaron imponer una carga de ¢20 a cada cigarro.
El debate se centró en si incrementar el impuesto radicalmente se habló de hasta ¢100 por unidad o aplicar uno menor para no estimular el contrabando.
La distribución que se daría a los recursos producidos por el nuevo impuesto fue otro punto que unió a los congresistas que analizan el tema, pero generó molestia en algunas instituciones.
Lo anterior, pues, se dispuso trasladarle más fondos a la Caja Costarricense de Seguro Social y un monto menor a la cartera de Salud y del Instituto que atiende a personas adictas y trata de prevenir adicciones.
“Creo que es justo que la Caja tenga un porcentaje mayor, pues atiende a los enfermos y además hace prevención”, justificó Luis Aiza, médico y diputado liberacionista.
Del otro lado, María Luisa Avila, jerarca de Salud, opina que la distribución asignada demuestra que los diputados no tienen claro que es mejor prevenir la enfermedad que tratarla.
“Darle más recursos al tratamiento de enfermos y menos a evitar que se produzca la enfermedad es favorecer a las tabacaleras”, dijo.
Le están dando al Ministerio responsabilidades sin proporcionarle los fondos suficientes para cumplir con ellas.
Tenemos que hacer una labor grande para que la gente evite fumar y con la miseria de dinero que nos están dando va a ser muy difícil, agregó la jerarca de Salud.
Pero la Ministra no es la única disconforme, también lo están los representantes del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).
“Creo que el IAFA necesita incluso más dinero que el Ministerio de Salud”, opinó Teresita Arrieta, coordinadora del programa Espacios Libres de Humo de Tabaco.
En ese sentido, dijo que la institución tiene que trabajar en prevención, capacitación de equipos de salud para conformación de clínicas de cesación de fumado e investigación sobre el tema.
Otro punto que cuenta con el apoyo de los diputados tiene que ver con las sanciones para quienes incumplan la ley y el porcentaje de imágenes y advertencias sobre los padecimientos que provoca el fumado, que se colocarán en el frente y parte posterior de las cajetillas.
El punto que aún no han logrado definir, es si en lugares públicos como bares y restaurantes debería haber o no espacios o zonas “encapsuladas” para aquellos que desean fumar.

Vanessa Chaves
[email protected]


Ver comentarios